Viste tus paredes de Naturaleza

Vivimos una época en la que el valor de la Naturaleza está cobrando el protagonismo que merece. Tanto es así, que incluso se refleja en la decoración, especialmente en el llamado  “papel pintado naturaleza”. Su espectacular efecto reproduce diseños muy variados: paisajes boscosos, flores silvestres, hojas otoñales, plantas exóticas, animales selváticos… 

Una de las ventajas del papel pintado de inspiración natural o botánica es su gran versatilidad  y la sensación de bienestar produce. Y más allá de la conciencia  ecológica que despierta, el papel pintado naturaleza se ha convertido en una de las tendencias decorativas más valoradas: tiene una gran capacidad para transmitir la vitalidad y la calidad de los entornos naturales a nuestros hogares. 

En Saint Honoré lo sabemos, por eso te ofrecemos  una amplia selección de papel pintado natural de diseños muy variados, como la Naturaleza misma, tan rica en contrastes. Vamos a ver qué aporta este papel pintado a las paredes de tu hogar.

 

Los efectos del papel pintado naturaleza en tus paredes

Como decíamos, este papel pintado es muy rico en variedad de matices y diseños, que pueden adaptarse a cualquier estancia. Los colores predominantes influyen mucho en el efecto que buscamos conseguir. Por ejemplo, en el caso del verde, ayuda a conseguir un ambiente alegre, exótico y estimulante,  como por ejemplo, un diseño de tendencia tropical con hojas de gran tamaño, ideal para un salón comedor.

Puede instalarse en una única pared, y en el resto de paredes colocar un papel pintado liso de tono verde claro que armonice con el modelo de hojas.

 

 

Pero dependiendo del diseño del papel, el verde también aporta un efecto calmante, sereno y elegante, perfecto para un dormitorio o para cualquier lugar de la casa,  como un diseño hojarasca en tres tonalidades verdes.

 

 

Aunque el color  verde se  relaciona directamente con la botánica y la ecología,  no es el único tono acorde con la naturaleza. Hay modelos de papel pintado que consiguen el mismo  efecto con tonos suaves, rosados, madera,  terrosos, amarillos o beiges

 

 

O tonalidades intensas que combinan varios colores, de inspiración vintage y estampado de gran tamaño. Son modelos perfectos para instalar en una única pared, evitando recargar el ambiente en exceso. También resultan ideales para decorar muebles o incluso enmarcados a modo cuadro. ¿Un ejemplo? Nuestro papel pintado Positano 1, pintoresco, elegante y muy acogedor.

 

 

El gris en distintas tonalidades, es otro color que da mucho juego en el papel pintado estampado diseño naturaleza. Se trata de un color al que recurren muchos decoradores por su elegancia, calidez y versatilidad, muy indicado para los amantes de los tonos neutros.

Armoniza con facilidad con el mobiliario  y el resto de la decoración, y en la actualidad es uno de los colores de más tendencia en el hogar. Un ejemplo perfecto es nuestro papel pintado Sakurasou 6, ideal para un salón o dormitorio.

 

 

Consejos para combinar el papel naturaleza con el resto de la decoración

Bien sea para instalar en una sola pared o bien decorando las cuatro paredes de una estancia, al escoger un papel pintado naturaleza hay que tener en cuenta tanto el tamaño del patrón como el de la habitación.  También influyen la luminosidad,  la forma de la estancia, el mobiliario, los objetos de decoración, los textiles

Por ejemplo, en el caso de tener plantas vivas, se complementan con los papeles pintados con motivos de plantas, pero para que el efecto no sea excesivo, es preferible que las plantas no sean muy numerosas o de gran tamaño.

El mobiliario y accesorios de madera como corcho, ratán o bambú, resulta ideal para combinar con el papel pintado naturaleza, ya que están conectados.

Con los muebles de madera claros, oscuros, cálidos o fríos, habrá que procurar que combinen con el color de papel pintado dominante. Por ejemplo, en el caso de muebles muy oscuros, será preferible  optar por un papel  pintado de un tono más claro que el mueble,  con algunos elementos de color  para crear contraste y aportar vivacidad.

 

 

Los muebles de madera rojiza contrastan de una forma muy atractiva con el papel pintado de tonalidades verde intenso. Y las alfombras y moquetas de yute, sisal o cáñamo,  completan la inspiración ecológica y aportan una interesante sensación de bienestar.

Algunos papeles pintados con plantas incorporan tonos metálicos como el bronce, el dorado o el plateado. En estos casos, combinarán muy bien con piezas de decoración de metal, creando un efecto elegante.

Los textiles como cortinas, colchas o alfombras que tengan estampados grandes o llamativos, será preferible combinarlos con un papel pintado natural de diseño neutro. Estos tonos suaves, a menudo grisáceos, azules o plata, están especialmente indicados para dormitorios, ya que aportan serenidad, como nuestro modelo Bellas 4.

 

 

Si buscas un estilo interior que recuerde una selva tropical, los cojines y fundas para los asientos que imitan pieles exóticas como la cebra o el cocodrilo, quedarán fenomenal. Y si prefieres una temática de bosque, los textiles de terciopelo verde oscuro contrastarán maravillosamente con tu papel pintado naturaleza. 

 

No esperes más a descubrir este inspirador estilo en el catálogo de Saint  Honoré:  transformará tu hogar en un refugio natural que no querrás abandonar.

Deja una respuesta