CLAVES PRINCIPALES DEL FENG SHUI

Hace unos meses os hablábamos en este artículo del Feng Shui, una milenaria tradición que tiene origen en la cultura china y que tiene más de cultura metafísica que de religión o de estilismo. Aplicado a la decoración y al diseño, el Feng Shui busca alcanzar el equilibrio y la armonía en todo aquello que nos rodea, creando un hogar que facilite la relajación y en el que fluya la energía positiva.

En nuestro anterior artículo hicimos un primer acercamiento a esta filosofía milenaria. Hoy profundizaremos un poco más en las claves de la ubicación consciente y  armónica del espacio en el que vivimos con el objetivo de mejorar nuestra calidad de vida.

El Feng Shui aplicado a la decoración de nuestro hogar

El Feng Shui está basado en tres principios básicos: el Yin y el Yang, el Ba Gua y la energía Chi. Además, hay que tener en cuenta los cuatro puntos cardinales y los cinco elementos: el agua, el fuego, la tierra, la madera y el metal.

El Ying y el Yang

El Ying y el Yang son las dos energías más importantes del Feng Shui. El Yang es lo masculino, la pasión, la luz, la explosión, la velocidad, todo lo que nos trae fuerza a la vida. El Yin representa lo femenino, el amor, la sabiduría, la ternura y la contención. Son dos energías entrelazadas que hay que tener en cuenta con la propia personalidad de cada uno al decorar nuestro hogar.

Por ejemplo, si tenemos una personalidad muy energética, tenemos que decorar más Yin, con tonos más neutros, colores pasteles, formas redondeadas, muebles de madera y tejidos naturales. Así aportaremos calma y sosiego. Pero, a su vez, en cada estancia de la casa debe haber un equilibrio entre las dos energías.

El Ba Gua y los puntos cardinales

A continuación tenemos que analizar cada estancia atendiendo a los puntos cardinales. En el Feng Shui, cada punto cardinal está relacionado según el Ba Gua con diferentes ámbitos o aspectos de la vida y además tiene un color asociado:

Norte: Es el punto cardinal de la fama y la reputación. La energía al norte se asocia con la imagen pública y el reconocimiento. Su elemento es el fuego. Es la zona de nuestro hogar donde colocar premios, trofeos, diplomas, etc. Incentivándola lograremos que fluya una buena visibilidad pública. Su color es el rojo.

Sur: Es la zona del trabajo y nuestra carrera profesional. La energía al sur se asocia con la efectividad al desarrollar una actividad profesional. Tiene como elemento el agua. En esta zona de nuestra casa colocaremos cuadros con marinas, peceras, figuras con formas de animales marinos, etc. Potencia su efecto  con colores negros o por ejemplo el azul oscuro. 

Este: El punto cardinal de la familia y la salud. La energía al este se asocia con una buena relación familiar y buen estado de salud. Su elemento es la madera. En esta zona colocaremos muebles o elementos de madera, sobre todo plantas verdes vivas, cuadros con árboles, papel pintado floral, fotomurales de bosques, etc. También podemos utilizar cestos de mimbre o fibras naturales. Imprescindible decorar con color verde.

Oeste: La zona de los hijos y la creatividad. La energía al oeste se asocia con la relación creativa y amena entre los miembros de la familia. El oeste tiene como elemento el metal. En esta zona colocaremos elementos decorativos metálicos (plateados, de bronce o tonos oro): marcos porta fotos, lámparas, monedas decorativas, electrodomésticos y muebles con formas redondeadas. Potencian al Oeste los colores blancos y grises.

El Chi

El Chi es la energía vital, el flujo de energía que puede convertirse en positiva o en negativa. Por ejemplo, ¿os habéis dado cuenta de que cuando estamos en una estancia bien iluminada, agradablemente amueblada, donde hay consonancia en los colores, muchas veces nos ponemos de buen humor y eso se contagia a los demás automáticamente? Eso es porque el chi fluye transmitiendo energía positiva.

Por eso es importante determinar cómo redireccionar la energía positiva de nuestro hogar. Y la manera es armonizando los distintos elementos de cada estancia. En un plano de tu casa o de tu habitación dibuja ocho líneas cruzadas señalando los ocho puntos cardinales.

Y a continuación observa el siguiente cuadro de colores y elementos que indican su distribución según los puntos cardinales:

Estos son los preceptos básicos para el Feng Shui aplicado a la decoración del hogar. Esperamos que te resulten útiles y que con ellos acumules mucha energía positiva y obtengas el máximo bienestar en tu hogar.

Copyright © 2018. Created by Meks. Powered by WordPress.