colores decoración

LOS COLORES EN DECORACIÓN

En la decoración de interiores, el color juega un papel fundamental. El color tiene un gran poder para transformar los diferentes espacios del hogar. Además, es capaz de transmitir sensaciones, ya que cada color tiene propiedades físicas muy diferentes.

Los colores tienen efecto en cómo nos sentimos y reaccionamos. Cada color transmite un estado de ánimo asociado y una influencia en los esquemas de color de la decoración. El color es la clave de todo proyecto decorativo.

Los tipos de colores

Los colores se pueden clasificar en tres categorías distintas: cálidos, fríos y neutros. Dependiendo del color que se decida utilizar para la decoración del hogar, este puede transmitir una serie de sensaciones.

Los tonos cálidos sirven para alegrar, estimular y animar.  Los colores fríos para relajar, calmar y concentrarse y los neutros aportan amplitud y luz al espacio decorado.

Los colores son una herramienta importante no solo como método de decoración sino también para inspirar emociones, tanto si se usa para el interior o el exterior.

Colores cálidos

Los colores cálidos provocan un efecto estimulante, favoreciendo la sensación de alegría y cercanía. Son considerados colores cálidos el el rojo, el naranja y el amarillo. Estos tipos de colores se suelen utilizar para estancias más abiertas, como el salón.

Se debe de tener especial cuidado con el color rojo, ya que abusar de este color puede transmitir agresividad al espacio. El color rojo simboliza la pasión, enriquece, estimula, calienta, dramatiza, promueve el movimiento y la actividad. Este color es utilizado frecuentemente en los pasillos, salas de juego y comedor.

En cambio, el color naranja es un color más jovial y energético. Este color se asocia a la juventud, por lo que es ideal para espacios infantiles. También estimula el apetito, la conversación, la caridad, calidez, es alegre y vivaz. Es una opción ideal para las zonas sociales y de gran actividad, tales como la cocina, salas de juegos y salas familiares

Finalmente, el último color cálido es el amarillo. Un color ideal para aquellas habitaciones más oscuras del hogar. Puede ofrecer un toque de distinción y atrevimiento al espacio. Aumenta la energía, se expande, le da un toque animado y fresco a la habitación. Se usa frecuentemente en la cocina, sala de estar y comedores.

colores decoración

Colores fríos

Los colores fríos se utilizan en la decoración para dar una sensación de relajación y de calma. Se suelen utilizar con más frecuencia en los dormitorios y despachos para reducir el estrés y potenciar el descanso.

Los colores fríos son aquellos que tengan una base de color azul, como los colores verdes y violeta. El color azul, el más puro de los tonos fríos.  

Un azul marino transmite riqueza. Si se combinan los colores azul oscuro con colores claros, se puede conseguir transmitir confianza y verdad. También se puede crear un aspecto conservador pero sofisticado con un sutil contraste mediante la combinación de tonos claros y oscuros de azul.

El color verde ayuda al crecimiento personal, renovación, frescura, calma y tranquilidad. Se utiliza a menudo como color neutro para combinar con otros colores, como sucede en la naturaleza misma.  

Además, el verde es considerado un color de equilibrio, ya que se crea a partir de colors cálidos y colores fríos. Por lo cual, une ambas características y presenta un acabado fresco y natural. Por último, el color violeta transmite tristeza.

colores decoración

Colores neutros

Los colores neutros están compuestos por el blanco, negro, gris y marrón. Cada uno de estos colores transmite una sensación diferente. Todos estos colores se pueden utilizar en cualquier espacio del hogar. 

El color negro se caracteriza por transmitir una sensación de elegancia y distinción. Se suele utilizar como color de acento. Hay que tener en cuenta que el color negro puede crear la ilusión de reducción de espacio.

El blanco purifica, energiza, refresca. A menudo es utilizado como un color de acento, en zonas soleadas calientes y cocinas. En cambio, él marrón aporta seguridad al espacio. Se suele utilizar como color de acento, igual que el negro.

Los colores neutros  aumentan la sensación de amplitud, por lo que son idóneos para apoyar los tonos fríos o cálidos.

colores decoración

La mejor combinación de colores

Una de las opciones más recomendadas por los expertos en decoración de interiores es jugar con colores similares y estén contiguos en el círculo cromático. De esta forma, no desentonan y jugarán bien su papel complementándose.

Otra opción a tener en cuenta es el uso de de colores complementarios (los que están en el lado opuesto del círculo cromático). Esta combinación de colores aporta al espacio una informalidad y tranquilidad.

Deja una respuesta