limpiar el papel de pared

Consejos para limpiar el papel de pared correctamente

Así como el resto de las partes del hogar, las paredes se van ensuciando con el tiempo. Es posible que alguna de sus habitaciones no se vea del todo pulcra, simplemente porque el papel pintado lleva mucho tiempo puesto, no nos hemos tenido la iniciativa de limpiar el papel de pared y el contacto con ellas además del polvo las hace lucir de esta manera. 

La buena noticia es que no es necesario reemplazarlo, ya que es posible limpiar el papel estampado. Hacerlo no es una tarea simple que pueda hacer con cualquier tipo de material: saber cómo limpiar el papel tapiz correctamente es clave para no arruinarlo y no tener que redecorar con demasiada frecuencia. Aquí te explicamos en sencillos pasos cómo hacer que se vea como el primer día.

Primero que nada, identifica tu tipo de papel

Primero que nada, es necesario saber distinguir entre un papel lavable y uno que no lo es. 

Cuando realiza una compra de un papel pintado, habrá una etiqueta en el rollo que le indicará el tipo de lavado que se le puede realizar. 

Si su papel tapiz ya está colocado y no ha conservado la etiqueta, pero sabe de dónde es, le aconsejamos que contacte con el fabricante del mismo para poder tener la información sobre cómo limpiarlo.

En el caso de que no poseas la etiqueta y tampoco logres recordar cuál es el fabricante, será necesario que observes tu papel para intentar distinguir el material. Si el empapelado parece ser de vinilo o acrílico, es lavable; si tiene un aspecto delicado o está pintado con papel de revestimiento, es posible que este no sea lavable.

¿Cómo limpiar el papel de pared lavables?

  • Prepara tus materiales

Necesitará dos cubos, agua, detergente de buena calidad, una toalla, un paño limpio y una esponja que esté nueva y sea suave. Simplemente llene ambos cubos de agua, vierta un poco de detergente para platos en uno de los dos cubos, mezcle bien y listo. 

Es importante mencionar que está totalmente prohibido el uso de lejía o las soluciones de limpieza agresivas. De manera similar, los productos abrasivos como los cepillos de cerdas duras pueden ser demasiado ásperos.  

  • Haga una prueba

Antes de iniciar el proceso de limpieza como tal, asegúrese de probar los materiales anteriormente mencionados en la parte del papel que sea menos visible, sobre todo si no está del todo seguro de que sea lavable. 

Incluso los papeles más fuertes y lavables requieren suavidad, así que sea cuidadoso o el papel estampado se irá junto con la suciedad. La misma advertencia va para el agua, hay que colocar poca cantidad de ella, ya que mojar demasiado el papel puede dañarlo.

  • Aplique la mezcla jabonosa para limpiar el papel de pared

Ante todo, es importante ir por orden cuando limpiemos el papel pintado. Sugerimos que el procedimiento sea comenzar de arriba a abajo, aplicando movimientos circulares suaves. 

Después de limpiar un sector, use el balde lleno de agua sin jabón y el paño limpio para eliminar el exceso de detergente. Si seguimos el procedimiento de limpiar de arriba a abajo, evitaremos goteos. También es importante que a medida que vaya avanzando vaya enjuagando las esponjas y cambie el agua con regularidad.

  • Seque la superficie

Con la toalla limpia seque cada sección de la pared. Con este procedimiento logramos absorber suavemente cualquier resto de humedad y limitará el riesgo de marcas de agua.

papel pintado

¿Qué hacer con los papeles no lavables?

En el caso de que hayas identificado que tu papel es no lavable o que no hayas conseguido la información al respecto y no desees no arriesgarte, una limpieza ligera regular es tu mejor opción. Una aplicación muuuuuy ligera de agua con jabón, siguiendo el procedimiento que se indica arriba, puede ayudar a eliminar manchas más grandes de suciedad y pequeñas manchas y marcas. Pero, en general, evite en la medida de lo posible limpiar el papel de pared que no sean lavables porque lo que suele suceder es que las paredes manchadas se vean un poco peor que antes.

En el caso de que la suciedad se trate de manchas de grasa, la maicena o los polvos de talco actúan excelente cuando de limpiar manchas de grasa se trata. Se recomienda aplicarlos directamente por encima de la mancha y tapar con papel transparente de cocina. Habrás de dejarlo actuar durante 24 horas. Normalmente al retirarlo después de ese plazo la mancha ha desaparecido, ya que estos polvos tienen capacidad para chupar la grasa.

Y así acabamos con nuestro artículo de tips de limpieza de papel de pared. Si tienes ganas de descubrir nuevos modelos de papel pintado o si tienes alguna duda referente al tema, no dudes en contactar con nosotros, un equipo dedicado a más de 50 años de experiencia en el sector del papel pintado.

Deja una respuesta