papel pintado

CÓMO ELEGIR LA PARED PARA COLOCAR PAPEL PINTADO

Decorar una pared con papel pintado vuelve a ser tendencia. El papel pintado es una de las soluciones más sencillas y habituales para decorar las paredes del hogar.

En la decoración de interiores, utilizar el recurso de empapelar una pared ayuda a delimitar espacios y personalizar. Con el papel pintado, se consigue infundir carácter y potenciar un estilo.

El papel pintado ofrece muchas ventajas, tanto estéticas como prácticas. Al empapelar solo una pared del hogar, se consigue un acabado con personalidad y una nueva dimensión visual. 

papel pintado

La elección del papel pintado y la pared

Revestir una pared con papel pintado es convertirla en la principal habitación del hogar, donde todas las miradas van a recaer. Es fundamental elegir una pared que funcione como principal y que tenga una buena visión frontal. 

Al decorar una habitación, a menudo se elige revestir con papel pintado solo una de las paredes de la estancia en lugar de colocarlo en todas las cuatro paredes. Decorar solamente una pared de la estancia es la mejor opción, tanto para interiores pequeños como grandes, puesto que con la decoración adecuada se puede ampliar ópticamente cada espacio interior.

En definitiva, empapelar solamente una pared de la estancia ofrece al hogar un estilo totalmente moderno, novedoso y con mucho carácter. A diferencia de una habitación con un solo color o estilo, una sola pared empapelada se distinguirá de las demás, dejará de ser mero fondo para los complementos y muebles.

El tamaño del papel pintado y de los motivos 

Proporcionar el tamaño del motivo en el espacio en el que se va a instalar es fundamental para elegir bien un papel pintado y la pared en la que instalarlo. 

En habitaciones grandes conviene poner papeles con diseños amplios para evitar excesiva repetición que puede resultar mareante. Por el contrario, en habitaciones pequeñas es recomendable optar por motivos mini para que se aprecie el diseño.

papel pintado

Recomendaciones para empapelar estancias

El frente del salón el cual se recomienda empapelar con papel pintado es aquel que ayuda a delimitar por uso y ambiente. Es decir, se debería de empapelar la pared que quede más cerca o centrada del comedor. O la principal del estar en la que apoya el sofá.

Otra recomendación a tener en cuenta  es pintar el resto de paredes de una estancia del color del fondo del papel es una buena idea para que quede integrado en el espacio. Esto se puede hacer con una carta de color, escogiendo el tono más cercano.

En el dormitorio se recomienda escoger la pared del cabecero para empapelar con papel pintado. De esta forma, se consigue demarcar el espacio y crear un ambiente más moderno.

El papel pintado y sus ventajas

El papel pintado ayuda  en un espacio a jugar con los efectos ópticos de tal manera que si es estrecho se pueda visualmente ensanchar o si es corto, alargar. En los pasillos esta idea es fundamental. 

El papel puede dar profundidad si se escoge un mural fotográfico o se puede redimensionar con geométricos. Se debe de evitar empapelar las paredes con ventanas, ya que,  por un el papel pintado se luce menos porque la ventana ocupa un espacio en ella y por otro porque la luz natural entra directamente y el papel pintado  pierde su efecto decorativo.

Es  recomendable ver una muestra de papel pintado en el espacio donde se va a instalar y posicionarlo en la pared donde irá para ver cómo le da la luz y cómo funciona en el ambiente.  Para rematar la decoración con papel pintado, se pueden utilizar los tonos del papel en los textiles y otros elementos de la habitación consigue una imagen armoniosa y proporciona la presencia de cada uno de los colores.

papel pintado

Cómo colocar papel pintado

Antes de empezar a empapelar una pared con papel pintado, es fundamental tener en cuenta el tipo de papel pintado que se quiere utilizar. Si el papel pintado tiene unos motivos muy llamativos, se recomienda empapelar solamente una pared de la habitación.

Medir la superficie a cubrir

La primera tarea a realizar antes de colocar el papel pintado en la pared es medir la superficie la cual se va a empapelar. Se debe medir toda la pared, dejando un sobrante tanto por la parte superior como por la inferior. 

No es conveniente tomar unas medidas totalmente fijas, ya que cualquier pequeño fallo a la hora de cortar el papel puede hacer que no quede del todo bien.

Cortar el papel pintado y aplicar el adhesivo

Una vez se haya procedido a realizar los cortes en el papel pintado, hay que aplicar la base de cola. Se recomienda aplicar el adhesivo en el centro del papel para ir luego extendiendo hasta las esquinas.

Utilizar un rodillo de plástico para hacer presión en la zona de unión es la mejor forma de colocar el papel pintado. Cuanta más presión se pueda realizar, mejor quedará el resultado a efectos de visión.

Deja una respuesta