DECORAR CON PAPEL PINTADO EL RECIBIDOR

CÓMO DECORAR CON PAPEL PINTADO EL RECIBIDOR

El recibidor tal y como define la palabra es la estancia de la casa en la que recibimos a nuestros invitados, familiares, amigos, etc. Es la entrada a nuestro hogar, el lugar que puede hacer intuir cómo es el resto de la vivienda. En definitiva, es un espacio de bienvenida y como tal, debemos mimarlo al detalle y decorarlo con gusto para que resulte acogedor y diferente. Aunque solo pasemos en él unos segundos, el recibidor es lo primero que vemos al llegar a casa.

No importa si es pequeño o grande, el hecho de saber decorar el recibidor cumple una misión clave al ser un espacio funcional. Quizás pueda parecer sencillo decorar un recibidor porque normalmente dispone de pocos metros, pero para nada es así. Si queremos sacarle provecho a nuestro recibidor tendremos varios factores en cuenta. Por supuesto el primer factor son las dimensiones de la estancia, sin embargo no menos importante es la cantidad de luz que entra en ella.

Por norma general los recibidores no disponen de ventanas que le proporcionen luz natural por lo que muchos son bastante oscuros. La iluminación es muy relevante. Si por ejemplo nuestro recibidor es pequeño y además no tiene iluminación natural no deberíamos decorarlo con tonos oscuros. Hacerlo así aún lo haría más pequeño y obviamente más apagado, en este caso se deberían emplear colores más claros que le aporten luminosidad.
En Saint Honoré hemos pensado crear este artículo especialmente para orientarte sobre los papeles pintados que puedes utilizar en la entrada de tu hogar. Del papel pintado para las paredes de tu recibidor nos encargamos  nosotros, el resto de la decoración la dejamos en tus manos.

DECORAR CON PAPEL PINTADO EL RECIBIDOR

Papel pintado, combinando tonalidades frías con cálidas

La intención de todo recibidor es generar un ambiente agradable y afable. Como mencionábamos anteriormente es el lugar en el que damos la bienvenida. Decorar las paredes de nuestro recibidor con tonalidades azuladas o grises son ideales para combinar con tonalidades totalmente opuestas como son las cálidas. Por ejemplo si combinamos un color grisáceo con un tono beige estaremos aportando calidez a la vez que luminosidad a nuestro recibidor.

Un papel pintado con una combinación de tonos fríos con tonos cálidos y con figuras geométricas dará un toque súper personal y único a tu recibidor. Si nos permites un pequeño consejo en cuanto al mobiliario te recomendamos que apuestes por el blanco. Contribuirá todavía más en dar luminosidad y amplitud al espacio. En nuestra página web puedes encontrar papeles pintados de estas características y con estas tonalidades. Para ayudar un poco en la elección te proponemos dos claros ejemplos de los que disponemos y que te pueden servir como referencia y orientación:

  • Papel pintado Adena 3 de la Colección Origine. Este es un diseño adamascado de gran tamaño con un toque de color envejecido muy actual. Los colores que conforman este papel son el gris, el beige y un ligero toque verdoso. Está elaborado con tejido no vinílico que es muy resistente y además totalmente lavable. Si te gustan únicamente los tonos más cálidos también disponemos de este mismo modelo combinando el beige con marrón.
  • Papel pintado Vasteras 3 de la Colección Geometric Space. En este encontraremos un diseño efecto cubo tricolor con un acabado en textura de madera con tonalidades combinadas de gris, rosa, marrón y beige. El material del que está elaborado es tejido no vinílico, al igual que el anterior es muy resistente y lavable.

    DECORAR CON PAPEL PINTADO EL RECIBIDOR

Papeles pintados oscuros en qué recibidor evitarlos

Como ya hemos mencionado al principio de este artículo los papeles pintados con tonalidades oscuras, a pesar de ser muy bonitos deberemos evitarlos en algunas estancias. Un recibidor pequeño, estrecho y poco iluminado no necesita oscurecerse más, por lo tanto, este tipo de papel pintado debería quedar totalmente descartado. Por otra parte, sería interesante también evitar papeles pintados que dispongan de dibujos, ya sean geométricos o de cualquier otro tipo, que sean excesivamente grandes.

Los recibidores suelen ser espacios bastante reducidos en metros, si a esto añadimos dibujos grandes en la pared el espacio se verá aún más comprimido. Lo más aconsejable es que en estos casos nos decidamos por un papel pintado que aporte algo de luminosidad y una decoración mobiliaria sobria. Es decir paredes que den luz y decoración de mobiliario que sea más bien escasa. Será sencillo, pero suficiente para que se vea decorado sin saturar ni cargar el ambiente. Solamente de esta manera haremos del recibidor un lugar agradable para la recepción de nuestras visitas.

DECORAR CON PAPEL PINTADO EL RECIBIDOR
En Saint Honoré encontrarás ese cómplice que necesitas para combinar decoración, estilo y calidad. Si quieres personalizar y dar vida a tu recibidor cuenta con nosotros, disponemos de una amplia gama de papeles pintados para decorarlo. Seguro que encuentras el tuyo en Saint Honoré.

Fuente de las imágenes: Casa y Diseño, Saint Honoré

Deja una respuesta