Examinar categoría: Consejos

Blanco y negro en el papel de pared de tu dormitorio

Si hay un binomio que nunca falla es la combinación de blanco y negro: dos colores antagónicos que, paradójicamente, se complementan a la perfección.  Este dúo carismático aporta un toque elegante y también relajante, ideal para ayudarnos a desconectar cuando llegamos a casa. Se trata de dos colores neutros y opuestos que crean un ambiente donde es más fácil librarse de los estímulos visuales que nos saturan a diario.

Por ese motivo, el blanco y negro en papel pintado resulta ideal para decorar dormitorios. Y además, ¡es plena tendencia!  Pero no sólo eso: esta  combinación de colores tiene muchas posibilidades, ya que se adapta a todos los estilos de decoración. Moderna, clásica, minimalista, nórdica, excéntrica…

Sea como sea tu dormitorio, si buscas darle un toque de estilo y que resulte más sereno y acogedor, el papel pintado blanco y negro te ayudará a conseguirlo.

 

Sacando partido de una combinación ganadora

Como decíamos, el papel pintado blanco y negro es muy versátil, y al encajar con cualquier tipo de decoración hace que resulte apropiado tanto para dormitorios de adultos como de niños. Su diseño puede ser gráfico, geométrico, de rayas, estrellas o de topos, por citar algunos ejemplos, lo cual también influirá en el efecto final.

Para sacar el máximo partido a esta combinación ganadora de colores en tus paredes,  hay algunas pautas a seguir.  Una de ellas, en realidad se aplica a todos los elementos decorativos que ocupan bastante espacio: asegurarse de que su visión no nos canse antes de tiempo.

En este sentido, utilizar el papel pintado blanco y negro solamente en algunas paredes o en partes de las mismas, es un acierto. Puede combinarse con pintura o con otro papel pintado liso. De este modo, se consigue enriquecer el ambiente destacando algunas zonas, pero sin sobrecargar el efecto total. Ya se sabe que “menos es más”, sobre todo a  nivel decorativo.

La pared de cabecero de una cama exenta es la más idónea para colocar el papel pintado. En el caso de dormitorios infantiles o juveniles, puede empapelarse la pared en la que se apoya la cama: así, además de decorar, el papel pintado protegerá la pared de roces y suciedad. 

Los frisos de madera blancos, muy habituales en las habitaciones infantiles  y juveniles, combinan maravillosamente con el papel pintado blanco y negro. Con frisos en tonos pastel o verde musgo, se conseguirá igualmente una atmósfera agradable y liviana, ideal para sentirse a gusto. 

 

 

 

Los detalles que aportan calidez

Si pensabas que la combinación del blanco y el negro resulta fría  o aburrida porque son colores neutros, nada más lejos de la realidad. Estos dos colores juntos pueden dar  un juego sorprendente, consiguiendo un estilo muy personal, acogedor y sereno.

Aún así, si se busca potenciar la calidez, el uso de cuadros, alfombras, cortinas y cojines, especialmente de telas con presencia como el terciopelo, serán el “contrapunto” para conseguir un ambiente más cálido.

Los arreglos florales y una iluminación acertada, también contribuirán a conseguir este efecto en un dormitorio con papel de pared blanco y negro. 

En otras  palabras: una sabia combinación de textiles como colchas, fundas nórdicas, cabeceros tapizados, múltiples cojines y alfombras, mantendrán la sensación de frialdad a raya. 

Otro efecto muy interesante que se consigue con los textiles es dar un toque de color extra en una habitación con papel pintado blanco y negro.  Por ejemplo, una combinación de cojines en colores rojo y gris, o naranja y azul cobalto, sobre  una colcha lisa gris claro.

Los  suelos de parquet, los objetos de madera sin tratar o las alfombras de fibras naturales, combinan  fenomenal con los papeles  pintados en blanco y negro. También las plantas de hojas verdes, contribuyendo todo ello a conseguir una atmósfera de inspiración natural que favorecerá el descanso.

No podemos olvidarnos de las cortinas o estores, que a no ser que se quiera potenciar la calidez, convendrá que sean de líneas sencillas y en color blanco. Como por ejemplo,  unas cortinas blancas  de lino con barra,  o unos  estores lisos enrollables. De este modo, la pared  decorada con papel pintado blanco  y negro atrapará la mirada y potenciará más la zona que nos interese resaltar.  

Es el efecto irresistible del blanco y el negro en el  papel pintado, y te invitamos a descubrirlo en el catálogo de Saint Honoré: déjanos ser tu inspiración.

¿Sabes que puedes decorar el baño con papel pintado?

¿Te gustaría dar un aire renovado a tu cuarto de baño sin necesidad de hacer obras ni gastar demasiado? El papel pintado te lo pone fácil: en poco tiempo y sin mucho esfuerzo, tu baño ofrecerá una imagen moderna, sofisticada y sorprendente

Además, la variedad de diseños de papel pintado para baño que encontrarás en Saint Honoré, te permitirá conseguir el ambiente que más se adapte a tus preferencias.  Puedes escoger un papel imitación de materiales emulando azulejos de efecto envejecido, o bien unas modernas rayas verticales,  también formas circulares en efecto 3D… O si lo prefieres un color liso de tu gusto, ¡posibilidades no te faltarán! 

Lo que sí tendrás que tener en cuenta es que, tratándose de un baño, el material del papel cobra especial importancia. En estos casos el papel vinílico es el más recomendable al incorporar una película protectora. Aunque antes de la instalación de papel pintado en un baño se requiere aplicar masilla en las juntas de las baldosas para evitar posteriores marcas al secarse la cola, sigue siendo una buena solución. Permite conseguir un cambio notorio en una pared sin invertir excesivo tiempo y esfuerzo, con un óptimo resultado estético.

 

El papel pintado vinílico, sin secretos

El  papel pintado vinílico de la actualidad ha evolucionado mucho respecto al de años atrás, cuando era bastante limitado sobre todo en diseños. Entonces las posibilidades eran escasas, pero ahora la gama de modelos a escoger es muy variada, y no se limita a diseños típicamente relacionados con los sanitarios.

Este tipo de papel debe su nombre a que incorpora una película protectora de vinilo o pvc sobre su base, lo que le aporta más resistencia y permite que pueda lavarse fácilmente con un paño humedecido. Aún así, hay que señalar que el papel vinílico no está indicado para que el agua le toque directamente, sino para aquellos baños en los que la ducha o bañera están separadas del lavamanos.

También resulta ideal en los llamados aseos de cortesía, donde no hay ducha o bañera. Otra opción a tener en cuenta si quiere conseguirse mayor permeabilidad en un papel vinílico, es aplicarle una capa de barniz incoloro encima, a modo de protección extra.

El papel pintado vinílico puede combinarse en el baño con otros materiales más resistentes. Por ejemplo,  una buena opción sería destinar los azulejos o el mármol para las zonas en contacto directo con el agua, y el papel vinílico para el resto.

Para colocar el papel en la pared se emplea cola de máxima adherencia, que se recomienda aplicar tanto a la pared como a los rollos de papel.  Esta cola es específica para  recintos húmedos, y tiene un tratamiento fungicida que evita la  proliferación de hongos.

 

 

Colocar el papel pintado sobre azulejos

Tratándose de la instalación de papel pintado en un baño, es muy frecuente que deba colocarse sobre una pared de azulejos o baldosas. Si bien es preferible hacerlo sobre una pared lisa, los azulejos no son un obstáculo insuperable para colocar el papel pintado

Además de intentar conseguir una buena adherencia, lo que hay que evitar es que se noten las juntas entre azulejos u otras imperfecciones como grietas o desconchones. Para ello, antes de aplicar el papel pintado se emplea masilla o una pasta niveladora extrafina que cubra las juntas y las imperfecciones de los azulejos. Esta pasta, que es porosa,  también proporciona una superficie con adherencia que actúa de buen soporte para la cola del papel.

La pasta niveladora, que debe ser resistente a la humedad, se aplica en dos capas sucesivas. En la primera de ellas, tras su secado debe lijarse la pared hasta obtener una superficie lo más lisa posible. A  continuación, y para conseguir un óptimo resultado,  se recomienda repetir la operación. 

Cuando la pared ya está lista, llega el momento de aplicar la cola, preferentemente vinílica, que también encontrarás en la web de Saint Honoré. En ella hemos clasificado nuestros papeles pintados según su diseño, estilo, uso y calidad, para facilitarte al máximo encontrar lo que buscas.

También podrás ver en nuestro vídeo cómo colocar el papel pintado paso a paso, comprobarás que es más fácil y divertido de lo que imaginas. Y por supuesto, siempre podrás consultarnos cualquier duda que te surja. Recuerda que en Saint Honoré somos tus cómplices para combinar decoración, estilo y calidad, también en el baño de tu hogar.

limpiar el papel de pared

Consejos para limpiar el papel de pared correctamente

Así como el resto de las partes del hogar, las paredes se van ensuciando con el tiempo. Es posible que alguna de sus habitaciones no se vea del todo pulcra, simplemente porque el papel pintado lleva mucho tiempo puesto, no nos hemos tenido la iniciativa de limpiar el papel de pared y el contacto con ellas además del polvo las hace lucir de esta manera. 

La buena noticia es que no es necesario reemplazarlo, ya que es posible limpiar el papel estampado. Hacerlo no es una tarea simple que pueda hacer con cualquier tipo de material: saber cómo limpiar el papel tapiz correctamente es clave para no arruinarlo y no tener que redecorar con demasiada frecuencia. Aquí te explicamos en sencillos pasos cómo hacer que se vea como el primer día.

Primero que nada, identifica tu tipo de papel

Primero que nada, es necesario saber distinguir entre un papel lavable y uno que no lo es. 

Cuando realiza una compra de un papel pintado, habrá una etiqueta en el rollo que le indicará el tipo de lavado que se le puede realizar. 

Si su papel tapiz ya está colocado y no ha conservado la etiqueta, pero sabe de dónde es, le aconsejamos que contacte con el fabricante del mismo para poder tener la información sobre cómo limpiarlo.

En el caso de que no poseas la etiqueta y tampoco logres recordar cuál es el fabricante, será necesario que observes tu papel para intentar distinguir el material. Si el empapelado parece ser de vinilo o acrílico, es lavable; si tiene un aspecto delicado o está pintado con papel de revestimiento, es posible que este no sea lavable.

¿Cómo limpiar el papel de pared lavables?

  • Prepara tus materiales

Necesitará dos cubos, agua, detergente de buena calidad, una toalla, un paño limpio y una esponja que esté nueva y sea suave. Simplemente llene ambos cubos de agua, vierta un poco de detergente para platos en uno de los dos cubos, mezcle bien y listo. 

Es importante mencionar que está totalmente prohibido el uso de lejía o las soluciones de limpieza agresivas. De manera similar, los productos abrasivos como los cepillos de cerdas duras pueden ser demasiado ásperos.  

  • Haga una prueba

Antes de iniciar el proceso de limpieza como tal, asegúrese de probar los materiales anteriormente mencionados en la parte del papel que sea menos visible, sobre todo si no está del todo seguro de que sea lavable. 

Incluso los papeles más fuertes y lavables requieren suavidad, así que sea cuidadoso o el papel estampado se irá junto con la suciedad. La misma advertencia va para el agua, hay que colocar poca cantidad de ella, ya que mojar demasiado el papel puede dañarlo.

  • Aplique la mezcla jabonosa para limpiar el papel de pared

Ante todo, es importante ir por orden cuando limpiemos el papel pintado. Sugerimos que el procedimiento sea comenzar de arriba a abajo, aplicando movimientos circulares suaves. 

Después de limpiar un sector, use el balde lleno de agua sin jabón y el paño limpio para eliminar el exceso de detergente. Si seguimos el procedimiento de limpiar de arriba a abajo, evitaremos goteos. También es importante que a medida que vaya avanzando vaya enjuagando las esponjas y cambie el agua con regularidad.

  • Seque la superficie

Con la toalla limpia seque cada sección de la pared. Con este procedimiento logramos absorber suavemente cualquier resto de humedad y limitará el riesgo de marcas de agua.

papel pintado

¿Qué hacer con los papeles no lavables?

En el caso de que hayas identificado que tu papel es no lavable o que no hayas conseguido la información al respecto y no desees no arriesgarte, una limpieza ligera regular es tu mejor opción. Una aplicación muuuuuy ligera de agua con jabón, siguiendo el procedimiento que se indica arriba, puede ayudar a eliminar manchas más grandes de suciedad y pequeñas manchas y marcas. Pero, en general, evite en la medida de lo posible limpiar el papel de pared que no sean lavables porque lo que suele suceder es que las paredes manchadas se vean un poco peor que antes.

En el caso de que la suciedad se trate de manchas de grasa, la maicena o los polvos de talco actúan excelente cuando de limpiar manchas de grasa se trata. Se recomienda aplicarlos directamente por encima de la mancha y tapar con papel transparente de cocina. Habrás de dejarlo actuar durante 24 horas. Normalmente al retirarlo después de ese plazo la mancha ha desaparecido, ya que estos polvos tienen capacidad para chupar la grasa.

Y así acabamos con nuestro artículo de tips de limpieza de papel de pared. Si tienes ganas de descubrir nuevos modelos de papel pintado o si tienes alguna duda referente al tema, no dudes en contactar con nosotros, un equipo dedicado a más de 50 años de experiencia en el sector del papel pintado.

Viste tus paredes con la calidez de las fibras naturales

El papel pintado con fibras naturales es una de las tendencias más actuales en decoración, con su aporte de belleza artesanal a las paredes del hogar. Este tipo de papel pintado suele estar fabricado a mano, lo que supone un valor añadido. Los materiales empleados para confeccionarlos son el bambú, el yute, el ratán, la fibra de platanera, las tiras de madera o el nenúfar trenzado.

Después de seleccionar las fibras que compondrán el papel pintado, se procede a tu trenzado y en ocasiones tintado. A continuación, y para que el papel sea más resistente y duradero,  se añade  una base de “tejido no tejido”, que también facilita su colocación.  

A  la agradable estética que aporta el papel pintado de fibras naturales hay que sumar su textura, que acrecienta la sensación de bienestar en las estancias cuyas paredes decora. Es un papel muy equilibrado, ya que aporta calidez al mismo tiempo que frescura.

 

 

 

 

Las características más destacables del papel de fibras naturales

 

Además de su potencial estético, perfecto para crear ambientes serenos, tocar este tipo de papel transmite la sensación de estar en contacto con la Naturaleza. Otra de las ventajas de su composición es que permite que las paredes donde se coloca este papel puedan respirar, por lo que resulta perfecto para espacios húmedos. 

La forma de tejer este papel puede ser diversa, y de ello dependerá su apariencia. Si las fibras se tejen longitudinalmente, dará como resultado una apariencia horizontal. Cuando se tejen de forma transversal, la  fibra suele ser más nudosa, y se consigue un efecto diferente que puede recordar a la tela de saco

Por lo que al colorido de este papel se refiere, hay variedad de tonos a escoger, y la encontrarás en el catálogo de Saint Honoré.  Podrás encontrar tanto colores neutros tipo beige, paja, marfil, verde o gris plata, como colores más intensos como el cobre, el azul, o el naranja.

Sea cual sea el color, nunca presentará un aspecto completamente liso, sino que prevalecerá un color principal complementado por otros diferentes pero de la misma gama. Por ejemplo, un papel pintado de rafia color beige, con toques de rojo. Esto es consecuencia de utilizar para el tejido fibras que no son idénticas entre sí, lo cual forma parte del encanto de este tipo de papel. 

 

 

 

Decorando diferentes estancias 

Cualquier espacio cuyas paredes se revistan de fibras naturales conseguirá un plus de calidez y serenidad, una elegancia sin estridencias que hará más grato el permanecer en esa estancia.

Comenzando por el recibidor, que a pesar de que suele ser de dimensiones reducidas es una estancia muy importante, el papel de fibras naturales lo enriquece mucho. Precisamente por la imposibilidad de colocar muebles en esa zona, o muy pocos, la riqueza de la textura de este papel será muy útil para reforzar la decoración en la entrada de la casa. 

En los dormitorios, las fibras naturales en las paredes son ideales por la sensación de relax que aportan. Una buena opción es colocarlas en la pared cabecero del dormitorio, por su potencial decorativo, en combinación con papel liso en el resto de las paredes de la habitación.

Los aseos de tamaño reducido o de “cortesía”, que carecen de bañera o ducha,  también saldrán favorecidos con el papel de fibras naturales, aunque tendrá que ser un modelo que resista bien la humedad. 

En un salón comedor, la fibra natural queda especialmente bien en la pared sofá, incentivando la sensación de confort y separando visualmente esta zona del área destinada a la mesa.

Pero también puede quedar bien para revestir la pared más próxima a la mesa, especialmente si no está ocupada por ningún mueble, ya que el empapelado servirá para decorar la zona. 

En realidad, todo irá en función de las características de la estancia: metros, forma, colocación de los muebles… En todos los casos, el papel de fibras naturales nos ayudará a sacar el mejor partido del ambiente en el que nos encontremos.

¡Bienvenidos al bienestar!

 

 

Decorar muebles con papel pintado

El papel pintado está dando más juego que nunca en la decoración de interiores. No solamente es perfecto para transformar cualquier estancia llenando de vida las paredes, sino que puede hacer la misma función en los muebles. Sí, esos muebles que ya no nos convencen pero de los que no queremos desprendernos, o que nos gustaría transformar para darles un aire renovado y original… ¡como si fueran nuevos! 

 

Esto es posible gracias a los papeles pintados: de forma sencilla, original  y económica, los muebles parecen otros. Y además, durante el proceso incluso puedes disfrutar viendo cómo se transforman, como si de una manualidad se tratase. 

¿Qué muebles pueden empapelarse? Las posibilidades son casi infinitas: pueden cubrirse las puertas de un armario, el cabecero de una cama, las estanterías, una cómoda, cajones por fuera o por dentro, mesitas bajas, cajas, marcos de fotos…

Empapelar estos muebles u objetos supone darles una segunda oportunidad, y por ende un ahorro, ya que no hay que sustituirlos gracias a la capacidad de restauración del  papel pintado. 

 

Tantas posibilidades como quieras

A la moda  de empapelar paredes, una tendencia fuerte que ha vuelto para quedarse, le sigue la de  hacer lo  mismo con los muebles, especialmente si son pequeños. Hay quien  aprovecha los rollos de papel  pintado  de pared sobrantes después de empapelar una estancia para hacer lo propio con algún mueble, que acaba quedando como nuevo y mucho más atractivo que antes

Ya que el resultado de empapelar muebles es realmente bueno, cada vez es más frecuente hacerlo no solamente con los retales de papel sobrante, sino comprando rollos de papel nuevos expresamente para ello. 

Otras veces se emplea una técnica perfecta para crear ambientes más armónicos y unificados: se trata de empapelar paredes y muebles de forma conjunta, empleando el mismo revestimiento. Este efecto es muy interesante y crea sensación visual de mayor amplitud, por lo que es una  buena opción en ambientes de espacio reducido. 

 

 

Consejos antes de decorar los muebles con papel pintado

 

Como decíamos, es un proceso sencillo y entretenido como si de una manualidad se tratase, pero tiene su técnica. Así es que, antes de ponerse manos a la obra, conviene tener en cuenta algunos consejos para conseguir el mejor resultado posible:

 

  • Asegúrate de que la superficie del mueble a empapelar esté limpia, lisa, y convenientemente  preparada, como haríamos con una pared.

 

  • Si el mueble es de melamina, plástico o cristal, antes de empapelarlo hay que aplicar con brocha una imprimación en spray o formato líquido que sea específica para superficies no porosas. 

 

  • En el caso de empapelar un mueble de madera barnizada, hay que lijarlo previamente para abrir los poros, aplicando la cola  a continuación. 

 

  • Los muebles de superficie muy porosa necesitarán una capa de imprimación acrílica.  Una vez haya secado por  completo,  podrán empapelarse.

 

  • Si al mueble a empapelar está previsto darle mucho uso, es preferible optar por papel pintado vinílico, más resistente al desgaste y los roces. El papel pintado adhesivo también es una buena opción en estos casos.

 

  • El  buen resultado final dependerá también de elegir un diseño de papel pintado que combine con el color del mueble. Si entre los colores del estampado del papel hay al menos uno que sea muy parecido o igual al del mueble, las posibilidades de que quede bien se multiplican.

 

 

 

El proceso paso a paso

 

En primer lugar, además de los rollos de papel pintado hay que contar con los utensilios necesarios para nuestro cometido: bocha, tijeras o cúter, espátula o trapo y cola vinílica.

A continuación le llegará el turno a la preparación del mueble, bien sea con lijado si la superficie es barnizada,  o aplicando una imprimación específica si no es porosa. 

Después hay que tomar medidas exactas de la superficie del mueble a cubrir, y cortar el papel pintado que encaje con las mismas. Es más fácil de lo que parece: basta con tener pulso firme y hacerlo sin prisas. Como decíamos, el proceso de empapelar un mueble es parecido a una manualidad, y hacerlo con tranquilidad ayuda a disfrutarlo y conseguir mejores resultados.

Llegado el turno de aplicar la cola vinílica, se hará con un  rodillo pequeño o una brocha, según resulte más cómodo. Hay que extenderla bien sobre el reverso del papel  o la superficie del mueble a cubrir, dependiendo del tipo de papel escogido.

En el momento de colocar el papel, hay que alinearlo con la superficie del mueble. Después usaremos una espátula o trapo para su alisado, eliminando las posibles burbujas de aire y asegurando bien esquinas y bordes

Y ya está, a partir de este momento el mueble estará transformado, restaurado y listo para lucir como nuevo. El papel pintado sirve para toda clase de muebles, bien sea para cubrir enteramente su superficie, o bien  solamente una parte. Todo es cuestión de imaginación y sentido de la estética, por lo que te recomendamos un “paseo” por nuestra tienda online:  viendo la variedad de diseños que te  ofrecemos en Saint Honoré,  seguro que encontrarás la inspiración que necesitas.

 

 

Colgar cuadros en papel pintado con patrones

Si te atrae el papel pintado para decorar tu hogar, pero también te gustan los cuadros, tal vez te surjan dudas sobre si son compatibles. En parte es lógico: algunos diseños de papel  pintado son extravagantes, exóticos o  simplemente atrevidos, lo cual aporta mucha personalidad a la estancia. 

Aún así, no tires la toalla pensando que los cuadros, fotografías o pósteres no tienen cabida en una pared decorada con un papel pintado de diseño inusual. En realidad, sucede justamente lo contrario, y la combinación de ambas cosas puede resultar muy atractiva si tienes en cuenta algunas recomendaciones básicas.

Al menos es lo que opinan diseñadores de interiores muy prestigiosos, que apuestan por colgar cuadros o fotografías sobre papel pintado con patrones. El secreto está  en encontrar armonía y sensación de continuidad, algo que no es tan difícil de lograr, y refuerza todavía más el potencial decorativo del conjunto.

¿Que el resultado tiene  un toque excéntrico? Es posible, pero la excentricidad  en su justa dosis aporta creatividad, carácter e incluso elegancia.

Vamos a ver  cuáles son las pautas a seguir para conseguir la fusión perfecta entre cuadros y papel pintado con patrones.   

 

Paredes que marquen tu propio estilo

 

Los cuadros, dibujos, fotografías, collages o lienzos en general, tienen un componente personal que dice mucho del propietario. Son  una forma de  expresión, al  igual que la decoración en sí, pero quizás en los cuadros se concretiza más. Elegir un cuadro a veces requiere bastante tiempo, incluso esfuerzo económico dependiendo de la  pintura.

Otras veces son creaciones realizadas por uno mismo o por algún otro miembro de la casa, por lo que tienen un valor sentimental añadido. Con algunas fotografías ocurre lo mismo, siendo comprensible intentar encontrar un espacio para estas piezas en las paredes de nuestro hogar.

A la hora de elegir los cuadros para colgar sobre el papel estampado de la pared, no es posible establecer una regla general a seguir. Sí hay algunas pautas basadas en el orden y en la estructura armoniosa que evitarán una sensación abrumadora, pero que enriquecerán el  estilo.

 

 

El primer paso es muy básico, y servirá para tener una impresión del efecto visual: hay que probar cómo queda la fotografía o el cuadro sobre la pared. Para ello podemos emplear algún mueble o estante que sirva para sostener,  o también nos puede ayudar otra persona. 

Otra recomendación a seguir es no extralimitarse con la cantidad de objetos a colgar en la pared: si es estampada de base, conviene moderación. La única excepción a la regla pueden ser las zonas de paso, que como su nombre indica, al permanecer muy  poco tiempo en ellas no llegan a abrumar. Por ejemplo, los recibidores espaciosos, la pared de una escalera o la de un pasillo largo, admiten mayor profusión de objetos colgados sobre el papel  pintado que los dormitorios, estudios o salas de estar. 

 

La combinación entre patrones de papel pintado y cuadros

 

Llegado el momento de combinar podemos elegir entre buscar  una  temática común, o bien crear un contraste atractivo. En el primer caso, si por ejemplo se trata  de un papel pintado naturaleza, quedarán bien los cuadros o fotografías relacionados con la misma temática, para haya  conexión entre ambos: por  ejemplo, pájaros, un felino, un elefante… En el caso de un papel pintado vintage, las fotografías en blanco y negro de celebridades del arte vintage, quedan ideales.

En el caso de optar por los contrastes, aunque es un  poco más arriesgado, el efecto es muy interesante, y las posibilidades  también se multiplican. Se trata de mezclar dos  estilos que no tengan nada que ver entre sí, pero juntos quedan  bien. Por  ejemplo:  un cuadro abstracto sobre papel pintado clásico.

O un paisaje  bucólico sobre papel pintado geométrico. Una  vez  más, antes convendrá que comprobemos el efecto que producen sosteniéndolos sobre la pared. 

En cuanto a la combinación del color del papel pintado con el cuadro, si buscamos correr el menor riesgo posible las  imágenes en blanco y negro encajan prácticamente sobre todos los fondos y colores.

Aunque lo ideal es conseguir que el cuadro  o imagen y el papel pintado compartan al menos un color que sea idéntico, creando así una conexión entre ambos. Como  hemos dicho al principio, todo es cuestión de crear armonía, y hasta puedes pasar un rato muy agradable buscándola.

papel pintado horizontal

¿SE PUEDE EMPAPELAR HORIZONTALMENTE?

A día de hoy, el mundo del papel pintado ha experimentado grandes cambios. Dependiendo del patrón del papel pintado elegido, este se puede aplicar de forma vertical u horizontal. Obviamente, no todos los diseños que presentan los papeles pintados son adecuados para la colocación horizontal.

En paredes más cortas, colocar papeles pintados horizontalmente puede hacer que parezcan más largos. Esta decisión dependerá del estilo y tono del papel pintado escogido.  Si el diseño es realmente apropiado, los resultados en las paredes de nuestro hogar pueden ser muy sorprendentes.

Descubre todos los papeles pintados en Saint Honoré

El papel pintado de rayas: Ideal para empapelar horizontalmente

Al elegir papel pintado para una sala de estar, un dormitorio o un pasillo, una de las opciones más recomendables es el papel pintado de rayas. 

Las rayas de los papeles pintados nunca estarán desactualizadas, por lo que siempre son una opción segura para decorar nuestro hogar.. No solo porque son atemporales, sino porque son muy adecuadas para crear ambientes elegantes y clásicos.

Además de ser atemporales, las rayas son uno de los recursos decorativos más importantes para ampliar el espacio, y el uso de colores claros o espejos también puede incrementar la sensación de luz. Sin embargo, no todas las rayas producen el mismo efecto.

Papel pintado con rayas horizontales

Sin embargo, si deseamos que la habitación sea más ancha visualmente, las franjas horizontales son mucho mejores para conseguir este efecto óptico, porque las franjas horizontales se expanden y guían el espacio, haciéndolo parecer más grande las diferentes estancias de nuestro hogar.

Papel pintado con rayas verticales 

Las rayas verticales son adecuadas para habitaciones con alturas más bajas porque dan la impresión de que el techo es más alto que el techo real. Siempre que se desee diseñar el espacio y mejorar el efecto visual del tamaño, debemos de  elegir el papel pintado con rayas verticales.

papel pintado horizontal

Empapelar horizontalmente: ¿Es posible?

¿Se puede empapelar horizontalmente? La respuesta es, Sí. Pero para ello, se deben considerar algunos requisitos previos y problemas que puedan surgir durante el proceso. 

Papel pintado elegido 

Dependiendo del diseño del papel pintado escogido se debe de tener en cuenta, en gran medida, el patrón y el color. No todos los papeles pintados son adecuados para la colocación horizontal. 

Papel pintado de rayas, con flores, imitación de materiales: Una buena opción para empapelar horizontalmente

Muchos patrones geométricos son adecuados, especialmente el papel pintado a rayas, que puede tener rayas onduladas. Esto agrega una sensación de movimiento a la habitación y, con la elección correcta de colores, podemos conseguir una estancia con un diseño único.

El papel pintado con flores, zarcillos de plantas o patrones barrocos / vintage también son una buena opción para empapelar de forma horizontal. 

Los materiales que imitan el papel pintado, como la piedra, la madera, el mármol o las baldosas, producirán efectos completamente nuevos cuando se coloquen. Los papeles pintados monocromáticos con varios tonos son otra buena opción.

Papel pintado con patrones geométricos: No se recomiendan para empapelar horizontalmente

Los papeles pintados que no son adecuados para colgar horizontalmente son aquellos que presentan patrones, como personas u objetos.

Otro aspecto a tener en cuenta es la estructura del papel pintado. Colocar el papel horizontalmente debe satisfacer al observador y no distraer ni molestar. Además, también debes considerar efectos como purpurina, brillo y metales. Cuando el papel pintado se cuelga horizontalmente, estos pueden producir reflejos de luz innecesarios y antiestéticos.

Papeles con capa base: Otra buena opción para empapelar horizontalmente

Empapelar de forma horizontal significa superar la gravedad, por lo que el material base juega un papel importante. La mejor opción es el papel pintado con una capa base no tejida, porque en este caso, el adhesivo se aplica directamente a la pared en lugar del papel tapiz. 

El papel pintado con capa base requiere un tiempo de remojo específico y debe doblarse en lugar de enrollarse. 

papel pintado horizontal

Cómo colocar papel pintado con un diseño horizontal

Si el papel pintado no tiene ningún patrón, simplemente podemos colocar las tiras de papel pintado una al lado de la otra. Este tipo de papel se suele denominar “papel estucado simple”.

Si el diseño del papel pintado se repite horizontalmente, se le conoce como “papel de conexión en línea recta”. En este tipo de papel intentaremos cortar y conectar las tiras que alinean el diseño de forma horizontal a lo largo de las distintas tiras para que no se noten las juntas. De esta forma, conseguiremos un diseño único y exclusivo.

Si el estampado que presenta el papel pintado es más complicado, es importante ajustar la posición y orientación del papel.

 

papel pintado horizontal

 

tipos de papel pintado

¿QUÉ TIPOS DE PAPEL PINTADO EXISTEN?

El papel pintado es un tipo de papel decorado con diferentes motivos que se presenta en rollos continuos de gran longitud. Se puede utilizar tanto para decorar paredes como para decorar muebles.
En los últimos años el papel pintado para paredes ha obtenido una gran importancia en lo que a decoración de interiores se refiere.

Cuando queremos renovar las paredes de casa y darles un toque personalizado siempre aparece la duda entre pintar o decorar con papel pintado. Pues bien, al margen de ser tendencia el papel pintado es la mejor opción por la gran variedad que existe en el mercado. A día de hoy es uno de los recursos más utilizados por los diseñadores de interiores para personalizar una estancia de forma fácil y económica. Para colocar papel pintado no es necesario ser un profesional ya que su instalación está al alcance de cualquiera.

tipos de papel pintado

La idea del papel pintado nació en la antigua China alrededor del año 200 a.c.Tras el invento del papel, se comenzó a pegar papel de arroz en las paredes. En el 105 d.c. un oficial de la corte China, inventó la fabricación de papel a partir de restos de tela. Ahí es donde se podría situar el comienzo del papel pintado que conocemos a día de hoy. Más tarde los árabes no solo introdujeron el papel pintado en Oriente medio, sino que en siglo 10 mejoraron la fórmula de los chinos. Sustituyeron las fibras de lino por las de bambú y madera, creando láminas de papel más finas y de mayor calidad. El papel pintado ha evolucionado a lo largo de la historia hasta llegar los papeles pintados vinílicos o papel tejido/no-tejido de nuestros días.

A continuación te presentamos los tipos de papel pintado que existen ya que se pueden diferenciar por varios aspectos.

Papel pintado según el soporte

El soporte de un papel pintado hace referencia al tipo de material que va pegado a la pared. De esta manera encontraremos dos tipos.

  • Papel TNT. Las siglas TNT hacen referencia al Tejido No Tejido. Significa que no ha sido cosido sino prensado, lo que causa que las fibras se han unido sin estar tejidas. Esto les da un extra de resistencia, son los más frecuentes y su instalación es mucho más sencilla. Es muy adecuado a para zonas de mucho uso, ambientes húmedos, y de alta exposición solar. Su instalación se realiza muy fácilmente encolando la pared con el adherente adecuado, y además es lavable, lo que facilita su limpieza y mejor conservación.
  • Base de papel. Como su nombre indica el soporte es papel. Es el modelo más tradicional así como el más utilizado a lo largo de toda la historia del papel pintado. A pesar de esto cada vez se utiliza menos por su dificultad en la instalación y porque resulta menos resistente que el TNT. Para instalar este tipo de papel hay que encolar tanto la pared como el material. Dada la facilidad con que se puede estropear, es recomendable encargar su instalación a un profesional con experiencia. Se trata de un papel pintado de difícil limpieza, por lo que una vez deteriorado deberás sustituirlo. Por este motivo se aconseja utilizarlo en zonas poco transitadas que no sobrelleve un rápido desgaste.

tipos de papel de pared

Papel pintado según el acabado

En este tipo de papel pintado haremos referencia al acabado del papel que queda a la vista cuando se ha colocado en la pared. Podemos encontrar las siguientes modalidades.

  • Vinílicos. Este tipo de papel pintado muestra una capa de vinilo impreso. Ofrecen una gran resistencia y gracias a su impermeabilidad la limpieza resulta muy sencilla. Se utiliza más comúnmente en cocinas, baños o zonas que van a estar expuestas a mayor tránsito. Pueden tener un acabado satinado aunque también hay nuevos modelos que están disponibles en acabados mate.
  • No vinílicos. La impresión del papel pintado no vinílico como su nombre indica no disponen de la capa vinílica. A diferencia de los anteriores el acabado de este tipo de papel es mate.
  • Con relieves o texturizados. Están confeccionados con base de papel reforzado y recubrimiento vinílico que los hace más resistentes y lavables. Son los más recomendados para revestir pequeños desniveles o imperfecciones. Los podemos encontrar de diferentes grosores y para su instalación hay que encolar tanto la pared como el papel con adherente específico. A pesar de ser un papel pintado lavable las esquinas pueden dificultar un poco la tarea.
  • Es un tipo de papel pintado sobre el que se puede pintar directamente encima a la hora de redecorar espacios. La pintura que se deberá emplear será pintura sintética o plástica, el inconveniente es que no se pueden limpiar tan fácilmente como los papeles vinílicos.

papel de pared

En Saint Honoré somos especialistas en papel pintado con más de 50 años en el mercado. Nuestra empresa de papeles pintados online se preocupa por ofrecerte la mejor calidad, servicio y satisfacer las necesidades de los clientes más exigentes. Contamos con más de 2000 productos y con la más amplia variedad de diseños.

colores decoración

LOS COLORES EN DECORACIÓN

En la decoración de interiores, el color juega un papel fundamental. El color tiene un gran poder para transformar los diferentes espacios del hogar. Además, es capaz de transmitir sensaciones, ya que cada color tiene propiedades físicas muy diferentes.

Los colores tienen efecto en cómo nos sentimos y reaccionamos. Cada color transmite un estado de ánimo asociado y una influencia en los esquemas de color de la decoración. El color es la clave de todo proyecto decorativo.

Los tipos de colores

Los colores se pueden clasificar en tres categorías distintas: cálidos, fríos y neutros. Dependiendo del color que se decida utilizar para la decoración del hogar, este puede transmitir una serie de sensaciones.

Los tonos cálidos sirven para alegrar, estimular y animar.  Los colores fríos para relajar, calmar y concentrarse y los neutros aportan amplitud y luz al espacio decorado.

Los colores son una herramienta importante no solo como método de decoración sino también para inspirar emociones, tanto si se usa para el interior o el exterior.

Colores cálidos

Los colores cálidos provocan un efecto estimulante, favoreciendo la sensación de alegría y cercanía. Son considerados colores cálidos el el rojo, el naranja y el amarillo. Estos tipos de colores se suelen utilizar para estancias más abiertas, como el salón.

Se debe de tener especial cuidado con el color rojo, ya que abusar de este color puede transmitir agresividad al espacio. El color rojo simboliza la pasión, enriquece, estimula, calienta, dramatiza, promueve el movimiento y la actividad. Este color es utilizado frecuentemente en los pasillos, salas de juego y comedor.

En cambio, el color naranja es un color más jovial y energético. Este color se asocia a la juventud, por lo que es ideal para espacios infantiles. También estimula el apetito, la conversación, la caridad, calidez, es alegre y vivaz. Es una opción ideal para las zonas sociales y de gran actividad, tales como la cocina, salas de juegos y salas familiares

Finalmente, el último color cálido es el amarillo. Un color ideal para aquellas habitaciones más oscuras del hogar. Puede ofrecer un toque de distinción y atrevimiento al espacio. Aumenta la energía, se expande, le da un toque animado y fresco a la habitación. Se usa frecuentemente en la cocina, sala de estar y comedores.

colores decoración

Colores fríos

Los colores fríos se utilizan en la decoración para dar una sensación de relajación y de calma. Se suelen utilizar con más frecuencia en los dormitorios y despachos para reducir el estrés y potenciar el descanso.

Los colores fríos son aquellos que tengan una base de color azul, como los colores verdes y violeta. El color azul, el más puro de los tonos fríos.  

Un azul marino transmite riqueza. Si se combinan los colores azul oscuro con colores claros, se puede conseguir transmitir confianza y verdad. También se puede crear un aspecto conservador pero sofisticado con un sutil contraste mediante la combinación de tonos claros y oscuros de azul.

El color verde ayuda al crecimiento personal, renovación, frescura, calma y tranquilidad. Se utiliza a menudo como color neutro para combinar con otros colores, como sucede en la naturaleza misma.  

Además, el verde es considerado un color de equilibrio, ya que se crea a partir de colors cálidos y colores fríos. Por lo cual, une ambas características y presenta un acabado fresco y natural. Por último, el color violeta transmite tristeza.

colores decoración

Colores neutros

Los colores neutros están compuestos por el blanco, negro, gris y marrón. Cada uno de estos colores transmite una sensación diferente. Todos estos colores se pueden utilizar en cualquier espacio del hogar. 

El color negro se caracteriza por transmitir una sensación de elegancia y distinción. Se suele utilizar como color de acento. Hay que tener en cuenta que el color negro puede crear la ilusión de reducción de espacio.

El blanco purifica, energiza, refresca. A menudo es utilizado como un color de acento, en zonas soleadas calientes y cocinas. En cambio, él marrón aporta seguridad al espacio. Se suele utilizar como color de acento, igual que el negro.

Los colores neutros  aumentan la sensación de amplitud, por lo que son idóneos para apoyar los tonos fríos o cálidos.

colores decoración

La mejor combinación de colores

Una de las opciones más recomendadas por los expertos en decoración de interiores es jugar con colores similares y estén contiguos en el círculo cromático. De esta forma, no desentonan y jugarán bien su papel complementándose.

Otra opción a tener en cuenta es el uso de de colores complementarios (los que están en el lado opuesto del círculo cromático). Esta combinación de colores aporta al espacio una informalidad y tranquilidad.

PAPEL PINTADO ESTILO FLORAL PARA RESALTAR LA DECORACIÓN DEL COMEDOR

El comedor es la estancia de la casa que más utilizamos puesto que es en la que más tiempo pasamos. Es el lugar reunión de todas las casas, donde se centra absolutamente todo. En el disfrutamos de comidas placenteras, buenas sesiones de películas e incluso largas tardes y noches de juegos entre familia y amigos. También es la estancia preferida para relajarnos mientras tomamos un té o leemos un libro. Todo el ambiente que genere el comedor definirá muy bien el estado en el que nos encontremos. Por eso es muy importante tomar buenas decisiones a la hora de decorarlo, ya que vamos a pasar la mayoría de horas de ocio o descanso.

Cuando hablamos de decoración no nos estamos refiriendo solamente al conjunto de muebles u objetos que forman parte de la habitación. También nos referimos a lo que ponemos en nuestras paredes… Hay personas que eligen la pintura para las paredes por comodidad y en base a los tonos y colores van decorando el comedor. Otras personas deciden empapelar las cuatro paredes porque les resulta más acogedor. Incluso hay gente que decora sus paredes con tablones de madera especiales para darle un toque más rústico. Cualquiera de las opciones es perfectamente válida ya que como sabemos para gustos están los colores.

Hoy nos vamos a centrar concretamente en la decoración con papel pintando floral para que nuestro salón comedor quede más bonito.
papel pintado floral

Papel pintado floral para decorar el comedor

El papel pintado es de las opciones más económicas que existen a la hora de decorar las paredes de cualquier estancia de la casa. Además existen infinidad de diseños y estampados que nos ofrecen muchas posibilidades en cuanto a decoración se refiere. El papel pintado floral no sólo hace que el ambiente sea más agradable, sino que también atrapará los ojos de tus invitados. Normalmente los papeles pintados para el salón se usan como fondo para realzar la forma y el diseño de los muebles. El papel pintado de flores es uno de los más top del momento. Decorando nuestras paredes con estos diseños otorgaremos a nuestras estancias un ambiente tanto vintage como moderno, según el diseño que elijamos.

Si estás pensando en dar un cambio a las paredes del salón de tu casa, el papel pintado floral puede ser la elección  más interesante.
papel pintado estilo floral

Elegir bien el papel pintado floral

Has de tener en cuenta muchas cosas antes de elegir el papel floral con el que vestir tu salón. A continuación te detallamos dos ideas de cómo hacerlo.

  • Si por ejemplo tu idea es ponerlo en todas las paredes del comedor lo ideal sería elegir un papel sutil. Nos fijaremos en uno que no tenga mucha variedad de contrastes entre los colores y que tenga motivos florales ligeros. Si no ponemos un papel con esas características podemos incluso llegar a dar un efecto claustrofóbico al salón ya que se vería muy recargado. Un ejemplo de este tipo de papel sería el Papel Pintado Eloisa 3 que pertenece a la Colección Petit Motifs V. Se caracteriza por su estilo floral liberty en tonos pastel que combina a la perfección con ambientes románticos. Está disponible en color blanco y beige siendo un papel lavable y muy resistente fabricado en material vinílico.
  • Si optas por ponerlo en una única pared del salón es una alternativa muy recomendable para esta estancia de la casa. Al ser una única pared que vamos a empapelar sí que podemos elegir algún papel floral que la haga destacar sobre el resto de paredes. Tan sólo deberemos tener en cuenta que hay en las tres paredes restantes y de qué color son. Combinar un papel con tramas y texturas en tonos pastel en una de las paredes con una pintura lisa en el resto sería ideal. Aquí no tendrás la sensación de que esté recargado si decides poner un papel floral en el que se vean los contrastes entre los tonos. Un ejemplo claro sería el Papel Pintado Antar que pertenece a la Colección Reality III su diseño floral de gran tamaño hace efecto fotografía. Lo puedes encontrar en negro, gris y beige, fabricado con material tejido no tejido vinílico es muy resistente y lavable.

papel pintado comedor

Papel Pintado Saint Honore

En Saint Honore tenemos un amplio catálogo de Papel Pintado Floral. Encontrarás de todo tipo, inspirados en los años 70 que aportarán un toque refinado, o con adamascados de gran tamaño que darán efecto de modernidad.

La combinación del papel pintado de motivos florales ofrece, asimismo, amplias posibilidades. Como por ejemplo, el papel pintado liso con papel pintado flores vintage para un ambiente bucólico con aires retro. La combinación de papel pintado a rayas con flores que da un clima informal pero moderno es muy utilizada en comedores y cocinas actuales.

Descubre nuestra colección de papel pintado con motivos florales, de gran calidad y el aval de más de 50 años de experiencia en el sector. Sea cual sea el que elijas podemos asegurarte que quedarás totalmente satisfecha.