Examinar autor: Mr. Honoré

Mr. Honoré, un especialista de la decoración y el papel pintado. Desde que nació se ha rodeado de colores, diseños, papeles pintados y decoración. 55 años de experiencia en el mundo del papel pintado

Nuevas tendencias en papel pintado infantil

Si estás pensando en decorar una habitación infantil, el papel pintado es tu mejor aliado. No faltan buenas razones para ello: tiene un gran potencial decorativo, es fácil de colocar y de retirar,  y ofrece una gran variedad de diseños a escoger, tanto en colores como en texturas. 

Con el papel pintado infantil se consigue adaptar con más facilidad el ambiente buscado gracias a las diferentes opciones a elegir: personajes de dibujos animados, deportistas, princesas, estrellas, dibujos de topos, rayas

Pero aunque lo que prima son los gustos del niño o la niña, porque se trata de conseguir su máxima comodidad, cada año surgen nuevas tendencias en papel pintado infantil. Este 2021 no ha sido una excepción, y queremos presentarte estas novedades disponibles en el catálogo de Saint Honoré. 

Porque crear un espacio original y confortable,  donde el pequeño o la  pequeña se sientan como en su reino particular, es más fácil que nunca gracias al papel pintado infantil. Vamos a verlo.  

 

 

Papel pintado con animales del bosque

Los animales del bosque suelen cautivar a los niños, ya que se asocian con los cuentos estimulando su fantasía y amor por la naturaleza. Como nuestro papel pintado Alizee 4, protagonizado por entrañables ositos, leones y zorros, entre árboles y tiendas Tipi.

Predominan los colores gris, amarillo, beige y marrón, con la ventaja de ser tonos que combinan con facilidad con el mobiliario, sin recargar la decoración. Es un modelo que aporta el toque justo de colorido para crear un ambiente donde sea fácil relajarse, jugar y dejar volar la imaginación. Además, es un papel lavable, y para eliminar cualquier rozadura basta con pasar un paño húmedo por su superficie. 

 

Papel pintado con elefantes

Sin duda, uno de los animales preferidos por el público infantil. Nosotros te proponemos un diseño muy especial, protagonizado por encantadoras elefantas coquetas: ideal para la habitación de una niña. El Papel pintado Annette 1, en color blanco, gris, azul, rosa y naranja y filas de elefantas coquetas con tocado de flores colorido, dará un toque irresistible a la habitación.

Al ser un diseño de inspiración Nórdica, decora la habitación sin estridencias, pero aportando originalidad y luminosidad. Esto último se consigue gracias a su fondo blanco, que aporta sensación de amplitud.

 

 

Papel pintado con las constelaciones

¿Hay algo más fascinante que admirarlos dibujos que las constelaciones forman en el cielo? En Saint Honoré te proponemos un modelo de papel pintado infantil que es tan decorativo como educativo, con el que tu hijo@ podrá aprender y observar desde su propia habitación las constelaciones.

Con el modelo de Papel pintado Colette 1, cuando lleguen esas noches de verano para disfrutar al raso, podrá identificar en el cielo esas constelaciones que decoran las paredes de  su cuarto. ¡Seguro que tú tampoco te podrás resistir a aprenderlas! El papel pintado Colette con constelaciones, está disponible en varios colores a escoger: en beige, en azul claro, en azul oscuro y en gris.

 

 

 

Papeles pintados combinados

Otra de las tendencias en la decoración de papel pintado infantil es la combinación de dos modelos diferentes, aplicados en distintas paredes: jardín y estrellas, rayas y flores o lunares, nubes y diseño floral

Al final la elección dependerá de la personalidad de tu hij@, del mobiliario, de  la armonía con el resto de la casa… Todo es cuestión de dar un paseo virtual por nuestro catálogo de papel pintado infantil

 

 

Cenefa combinada con papel pintado

Otro recurso muy práctico que además es tendencia, son las cenefas autoadhesivas, como el modelo Odette 1, en combinación de colores blanco, verde y marrón en tonalidad pastel sobre fondo blanco. Es un diseño perfecto para conseguir un ambiente neutro acogedor y lleno de encanto.

Representa un día de excursión con divertidos amigos del reino animal: conejos, perros, ratones y caracoles, cocodrilos….  Al ser autoadhesivas, estas cenefas no necesitan cola, y se colocan directamente en la pared de forma rápida, sencilla y limpia.

 

 

 

Personajes Disney atemporales

Princesas Disney, Toy Story, Winnie Pooh, MinnieLos personajes de Disney siempre son tendencia, y por tanto, suponen una apuesta segura. Como el papel pintado Frozen , con un bonito fondo imitación madera, y una combinación de tonos azul, rosa y lila sobre fondo gris.

Puede combinarse también con otros diseños Disney de la colección que verás en nuestro catálogo. También encontrarás modelos que brillan en la oscuridad: tu hij@ no querrá salir de su habitación, ¡le encantará!

 

 

Estas son solamente algunas sugerencias de las tendencias de papel pintado infantil de este año, pero te invitamos a que descubras más modelos en nuestro catálogo: en Saint Honoré, siempre encontrarás las últimas novedades, y no te faltarán oportunidades de escoger, ni de acertar. ¡Compruébalo!

papel pintado de rayas horizontales

PAPEL PINTADO DE RAYAS, ¿VERTICALES U HORIZONTALES?

Cuando estamos pensando en decorar con papel pintado las paredes de un salón, un dormitorio, el pasillo o un despacho o una oficina, una de las soluciones más socorridas es el papel pintado de rayas. Las rayas han sido siempre, y siguen siendo en la actualidad, un patrón de diseño atemporal, que aporta estilo a la estancia y, además, nos permite más de mil opciones decorativas. De hecho, dada su versatilidad, cualquier variante del papel pintado de rayas es ideal para crear desde los ambientes más clásicos y elegantes a espacios frescos y dinámicos.

La tendencia general ha sido siempre colocar el papel pintado con las rayas verticales. Desde los años 70, cuando aparecieron el mercado causando furor, lo más normal ha sido ver en nuestras paredes ver las rayas verticales. Pero lo cierto es que también tenemos la opción de colocar el papel de pared de forma que las rayas queden horizontales, creando un nuevo efecto decorativo. De esta forma, al decorar nuestra estancia con un papel pintado de rayas, además de las habituales dudas sobre el estilo y el grosor de las rayas, se nos plantea la duda de si es mejor colocar las rayas horizontales o verticales.

En el artículo de hoy vamos a tratar este tema, con unos cuantos consejos atendiendo a cada tipo de estancia.

 

Papel pintado de rayas en estancias pequeñas

Una estancia pequeña que no cuenta con demasiada luz (puede ser un dormitorio o un despacho) es el lugar ideal en el que empapelar una pared con papel pintado con rayas horizontales. La combinación de rayas anchas en tonos claros, por ejemplo, combinado con una decoración en color blanco, conseguirá que la estancia se vea más amplia.

papel pintado de rayas

Resaltar una pared con papel de pared de rayas horizontales

Una opción muy interesante en una estancia espaciosa (en un salón o en el comedor, por ejemplo), es resaltar una pared jugando con un papel de pared de rayas horizontales irregulares. En tonos más profundos, esta combinación nos creará un efecto clásico y elegante, pero con un cierto toque de modernidad.

papel pintado de rayas

Papel pintado con rayas en estancias de techos bajos

En las estancias de techos bajos, la mejor opción siempre será el papel de pared con rayas verticales. Nos ayudarás a estilizar las paredes provocando la sensación de que la estancia tiene una mayor altura. Esta sensación se reforzará aún más si elegimos un papel pintado con unas rayas no especialmente anchas y en colores que no contrasten.

papel pintado de rayas

La nueva tendencia, el papel pintado con diseño de rayas horizontales

Por definición, el diseño del papel pintado de rayas es vertical. Es decir, los rollos de papel pintado muestran su diseño de manera que, al colocarlo en la pared como suele hacerse habitualmente, las rayas quedan colocadas de forma vertical. Pero las nuevas tendencias decorativas empiezan a mostrarnos papeles que, en su diseño incluyen papel pintado con rayas horizontales. En nuestro catálogo podéis encontrar algunos ejemplos entre los que podemos destacar el papel Winnipeg 1 de la Colección Silk Road, el papel Bentor 1 de la Colección Passenger, el papel de pared Leo 4 de la Colección Dazzling Dimensions, el papel pintado Paz 1 de la Colección Smart Stripes, el papel Pachelbel 1 de la Colección Barroque o el papel de pared Riki 4 de la Colección Creative.

Usar estos diseños en nuestras paredes puede resultar atrevido, pero los resultados son siempre espectaculares y nunca te defraudarán.

papel pintado de rayas

CÓMO ELEGIR BIEN EL PAPEL PINTADO QUE NECESITAS

CÓMO ELEGIR BIEN EL PAPEL PINTADO QUE NECESITAS

La decoración del hogar es una disciplina en constante evolución. No sólo por los frecuentes cambios en sus tendencias, si no por su inevitable transformación técnica. Precisamente, las innumerables mejoras técnicas desarrolladas en estos últimos años son las que han hecho del papel pintado una de las maneras más rápidas y cómodas de cambiar de forma radical el ambiente de nuestro hogar.

Actualmente tan fácil de colocar, el papel de pared te permite dar a una estancia el toque decorativo que desees. Gracias a su gran versatilidad y a la gran gama de diseños con la que contamos.

Cada vez más utilizado, el papel de pared está viviendo un auténtico revival en decoración. Y es que, respecto a la pintura, por ejemplo, representa muchas ventajas:

  • Es mucho más fácil de quitar y poner.
  • En la actualidad, la mayor parte de los modelos de papel pintado son lavables.
  • El papel de pared resiste mucho mejor el paso del tiempo.
  • Y, hoy en día, en podemos encontrar una infinidad de gamas de papel pintado con diferentes opciones de diseños, texturas o acabados. Tan solo tienes que echar una ojeada al catálogo de Saint Honoré para comprobar la extensa gama de papel de pared de la que disponemos.

Con tantas opciones entre las que elegir, el papel pintado siempre se adapta a todos los gustos y preferencias. Pero en ocasiones puede ser complicado escoger el modelo. Por eso, en el artículo de hoy te explicamos cómo elegir el papel de pared adecuado a tus necesidades.

papel pintado salon comedor

Los diferentes tipos de papel pintado

La principal manera de diferenciar el papel de pared es teniendo en cuenta su base y su estructura. De esta manera podemos diferenciar las siguientes clases de papel pintado:

Papel pintado vinílico

El papel pintado vinílico está formado por una base de papel con una capa de vinilo. Esta estructura lo hace muy resistente, lo protege de la humedad y lo convierte en muy lavable. Las manchas se eliminan fácilmente con una esponja suave húmeda o un paño suave y un jabón neutro. Y se puede arrancar en seco fácilmente.

El papel vinílico es perfecto para cualquier estancia del hogar, especialmente para lugares con mucho tránsito como las habitaciones de los niños, cocinas, baños o pasillos. También son ideales para locales comerciales, oficinas, hoteles, etc.

Papel pintado vinilizado

El papel vinilizado está formado por una base de papel, recubierta con un barniz especial que lo hace lavable, pero menos que el papel vinílico. Las manchas se eliminan fácilmente con una esponja húmeda suave o un paño suave con jabón neutro.

El papel vinilizado se puede colocar en toda la casa: salones, habitaciones, pasillos, escaleras, etc… Pero es aconsejable utilizarlo en estancias que no tengan demasiado tránsito.

Papel pintado tejido – no tejido

El papel pintado tejido – no tejido está formado por un soporte textil con una capa de vinilo acrílico barnizado. Esta estructura hace del papel tejido – no tejido un papel muy resistente a la luz, impermeable y lavable. Las manchas se eliminan fácilmente con una esponja suave húmeda o con un paño suave y un jabón neutro. Y se puede arrancar en seco.

El papel tejido – no tejido es ideal para cualquier estancia del hogar, sobre todo para lugares con mucho tránsito como las habitaciones de los niños, cocinas o los pasillos. También es ideal para locales comerciales, oficinas, hoteles, etc.

Papel pintado con base textil

El papel pintado con base textil está compuesto por una base de fibras naturales. Es un papel de alta calidad y belleza, pero difícil de limpiar.

Se puede colocar en cualquier estancia del hogar, pero es preferible colocarlo en lugares con poco tránsito.

Papel pintado con relieve

El papel pintado con relieve consta de una base de papel con relieve recubierto con un barniz o un vinilo que lo hace lavable. Eso hace que las manchas se limpien fácilmente con una esponja suave húmeda o un paño suave y jabón neutro.

Es ideal para aquellas paredes con imperfecciones pues su relieve nos permite ocultarlas fácilmente.

papel de pared dormitorio

Consejos para elegir tu papel pintado según la estancia

Cada estancia del hogar tiene unas características específicas que determinarán el tipo de papel de pared que más le conviene. A continuación, te damos algunos consejos para ayudarte a escoger el papel pintado más adecuado:

En el recibidor

El recibidor suele ser una estancia bastante reducida, por eso es aconsejable no escoger papeles pintados con diseños estampados muy grandes.

Una buena idea para estos espacios suelen ser los papeles pintados florales. Los estampados florales aportan aire fresco al recibidor y el otorgan un toque muy personal.

El salón – comedor

El salón – comedor es una de las estancias en las que más suele decorar las paredes con papel pintado. Su elección siempre depende de tu gusto y del estilo que quieras conseguir.

Si tienes la intención de decorar con papel de pared todo el comedor, una buena idea es escoger un papel de pared con un estampado ligero no muy recargado, o un papel pintado liso con textura.

Si estás pensando en un estilo más clásico, puedes escoger un papel pintado estampado con colores crudos o neutros que combinarán a la perfección con tus muebles y tus accesorios.

Y si lo que buscas es un toque más original, atrévete con un papel pintado gris oscuro o negro, con algún detalle brillante.

También puedes destacar una zona en particular con papel más llamativo, como un papel con textura metalizada o un papel de fibras naturales. Así crearás un contraste especialmente atractivo.

Decorando el dormitorio

Para escoger el papel pintado de tu dormitorio hay que tener en cuenta las dimensiones de la habitación y la luz natural que tiene.

Ten en cuenta que si, por ejemplo, optas por un papel de pared oscuro, hará que el dormitorio se vea más pequeño. En cambio, un papel claro le dará mayor claridad y amplitud a una estancia pequeña.

Si escoges un papel pintado estampado con grandes motivos, es importante que el resto de la habitación sea lo más simple posible. Así evitarás esa sensación de verlo todo muy recargado.

Y puedes darle un toque muy personal escogiendo entre la gran variedad de diseño de papel pintado de dormitorio que existen: Puedes por un estampado geométrico, floral, tropical o de estilo retro para añadir un plus de personalidad a tu habitación.

El dormitorio infantil

Al igual que en el dormitorio principal, la gama de estilos y diseños para el dormitorio infantil son casi infinitos. La elección del papel pintado infantil dependerá del espacio, la luz natural y, por supuesto, el estilo decorativo de la habitación. Entre las ideas más prácticas podemos destacar:

  • El papel pintado clásico (estampados geométricos, el papel pintado de rayas, lunares o tonos neutros), sin filigranas ni demasiadas estridencias.
  • El papel pintado inspirado en personajes de cuentos. Siempre encantará a los niños.
  • El papel de pared de estilo nórdico, que encaja a la perfección en las habitaciones infantiles.
  • Los estampados de animales, una opción segura para cualquier niño.

Cocinas y baños

Aunque te parezca increíble, sí, es posible. Cocinas y baños también pueden decorar sus paredes con papel de pared. El papel pintado vinílico lo ha hecho posible. Es resistente a la humedad, a la abrasión y la condensación y son perfectamente lavables. Eso ha dado pie a toda una gama de papel pintado para cocinas y baños con diseños exclusivos.

papel pintado salon

Esperamos que esta pequeña guía te resulte útil. Y si tienes alguna duda, tan solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y te aconsejaremos encantados.

Blanco y negro en el papel de pared de tu dormitorio

Si hay un binomio que nunca falla es la combinación de blanco y negro: dos colores antagónicos que, paradójicamente, se complementan a la perfección.  Este dúo carismático aporta un toque elegante y también relajante, ideal para ayudarnos a desconectar cuando llegamos a casa. Se trata de dos colores neutros y opuestos que crean un ambiente donde es más fácil librarse de los estímulos visuales que nos saturan a diario.

Por ese motivo, el blanco y negro en papel pintado resulta ideal para decorar dormitorios. Y además, ¡es plena tendencia!  Pero no sólo eso: esta  combinación de colores tiene muchas posibilidades, ya que se adapta a todos los estilos de decoración. Moderna, clásica, minimalista, nórdica, excéntrica…

Sea como sea tu dormitorio, si buscas darle un toque de estilo y que resulte más sereno y acogedor, el papel pintado blanco y negro te ayudará a conseguirlo.

 

Sacando partido de una combinación ganadora

Como decíamos, el papel pintado blanco y negro es muy versátil, y al encajar con cualquier tipo de decoración hace que resulte apropiado tanto para dormitorios de adultos como de niños. Su diseño puede ser gráfico, geométrico, de rayas, estrellas o de topos, por citar algunos ejemplos, lo cual también influirá en el efecto final.

Para sacar el máximo partido a esta combinación ganadora de colores en tus paredes,  hay algunas pautas a seguir.  Una de ellas, en realidad se aplica a todos los elementos decorativos que ocupan bastante espacio: asegurarse de que su visión no nos canse antes de tiempo.

En este sentido, utilizar el papel pintado blanco y negro solamente en algunas paredes o en partes de las mismas, es un acierto. Puede combinarse con pintura o con otro papel pintado liso. De este modo, se consigue enriquecer el ambiente destacando algunas zonas, pero sin sobrecargar el efecto total. Ya se sabe que “menos es más”, sobre todo a  nivel decorativo.

La pared de cabecero de una cama exenta es la más idónea para colocar el papel pintado. En el caso de dormitorios infantiles o juveniles, puede empapelarse la pared en la que se apoya la cama: así, además de decorar, el papel pintado protegerá la pared de roces y suciedad. 

Los frisos de madera blancos, muy habituales en las habitaciones infantiles  y juveniles, combinan maravillosamente con el papel pintado blanco y negro. Con frisos en tonos pastel o verde musgo, se conseguirá igualmente una atmósfera agradable y liviana, ideal para sentirse a gusto. 

 

 

 

Los detalles que aportan calidez

Si pensabas que la combinación del blanco y el negro resulta fría  o aburrida porque son colores neutros, nada más lejos de la realidad. Estos dos colores juntos pueden dar  un juego sorprendente, consiguiendo un estilo muy personal, acogedor y sereno.

Aún así, si se busca potenciar la calidez, el uso de cuadros, alfombras, cortinas y cojines, especialmente de telas con presencia como el terciopelo, serán el “contrapunto” para conseguir un ambiente más cálido.

Los arreglos florales y una iluminación acertada, también contribuirán a conseguir este efecto en un dormitorio con papel de pared blanco y negro. 

En otras  palabras: una sabia combinación de textiles como colchas, fundas nórdicas, cabeceros tapizados, múltiples cojines y alfombras, mantendrán la sensación de frialdad a raya. 

Otro efecto muy interesante que se consigue con los textiles es dar un toque de color extra en una habitación con papel pintado blanco y negro.  Por ejemplo, una combinación de cojines en colores rojo y gris, o naranja y azul cobalto, sobre  una colcha lisa gris claro.

Los  suelos de parquet, los objetos de madera sin tratar o las alfombras de fibras naturales, combinan  fenomenal con los papeles  pintados en blanco y negro. También las plantas de hojas verdes, contribuyendo todo ello a conseguir una atmósfera de inspiración natural que favorecerá el descanso.

No podemos olvidarnos de las cortinas o estores, que a no ser que se quiera potenciar la calidez, convendrá que sean de líneas sencillas y en color blanco. Como por ejemplo,  unas cortinas blancas  de lino con barra,  o unos  estores lisos enrollables. De este modo, la pared  decorada con papel pintado blanco  y negro atrapará la mirada y potenciará más la zona que nos interese resaltar.  

Es el efecto irresistible del blanco y el negro en el  papel pintado, y te invitamos a descubrirlo en el catálogo de Saint Honoré: déjanos ser tu inspiración.

La nueva modernidad del papel pintado geométrico

Inspirados en el Op Art, movimiento artístico de repetición de patrones y figuras abstractas de colores llamativos que inundaron la estética de los hogares en los 60 y 70. Con el auge de la moda vintage, los motivos geométricos vuelven a ser patrones de moda. La renovación de sus diseños mediante las técnicas actuales representa un paso más allá de lo tradicional convirtiendo a este papel en toda una nueva revelación vanguardista. 

Dile ¡sí, quiero! a la geometría 

El papel pintado geométrico es la opción ideal para decorar una habitación, dar un toque personal a ese rincón especial o regalar una segunda vida a ese antiguo mueble familiar. Triángulos, líneas, rombos, redondas se alzan como elementos reivindicativos del espacio. Por su eclecticismo captan la atención de todo espectador despertando su interés visual nada más adivinar su presencia. La perspectiva con la que se contemplen puede lograr que se fusionen sus elementos resultando en toda una experiencia de ilusión óptica. 

Los diseños actuales de papel pintado geométrico son reproducciones de alto nivel estético. A la hora de elegir qué tipo de papel pintado comprar hay que tener en cuenta el tipo de estancia a decorar y el tamaño de los patrones. Los patrones más grandes y llamativos pueden ser idóneos para pasillos estrechos ya que destacan el espacio y los hacen parecer más anchos.

Por su gran versatilidad se adaptan a cualquier tipo de interiores, así como, a cualquier estancia, en comedores, dormitorios y cocinas son siempre un acierto. Los estampados alegres y divertidos dotan de personalidad las habitaciones de los más pequeños. Aquí, el papel pintado se inunda de motivos geométricos en copos, estrellas, gotas o triángulos.

 

 

Geometría para todos los estilos 

Los colores neutros como el negro y el gris pueden añadir un toque sutil, sencillo a la vez que sofisticado y elegante. Si deseas crear un ambiente nórdico en tu hogar, la combinación de colores gris y blanco es lo que buscas.

En Saint Honoré disponemos de una variedad de diseños de corte escandinavo. Como el papel pintado Minsk de líneas rectas con un dibujo geométrico tricolor en vertical en forma de pequeñas colmenas que será perfecto para decorar la pared de tu dormitorio o estudio.

Si te inclinas por siluetas más delicadas, el papel Marsella 1 con su bonito estampado te enamorará. Su inspiración orgánica se refleja en las diversas agrupaciones de bandas florales desiguales que dispuestas en sentido vertical provocan un efecto de caída desde el techo. 

 

 

Otra alternativa con elementos geométricos es la colección Nomade. Inspirada en el Lejano Oriente, combina tonalidades doradas y plateadas con colores grises, verdes y negros. Sus incrustaciones en relieve rugoso dotan de luminosidad y elegancia las paredes que reviste.  

 

 

Si eres un fan de la moda vintage, en el catálogo de Saint Honoré puedes encontrar una amplia gama de papeles pintados geométricos de estilo retro. Desde elementos étnicos como Kazuo de Colección Atmosphere, de contorno suaves en forma de espiga tricolor como Crispín de la Colección New Aurora o rompedores como el papel Wagon de la colección Hip & Fun, toda una psicodelia del color.

 

 

De carácter rústico, el papel geométrico de imitación madera aumenta la sensación de calidez, y resulta de lo más acogedor. Son fáciles de combinar con cualquier mueble de la casa. La calidad de sus acabados transporta lo rural a la comodidad de tu hogar. El papel pintado Chandra de la colección Feeling en tejido no tejido combina de manera inteligente colores como el gris, el marrón y el beige.

 

¿Sabes que puedes decorar el baño con papel pintado?

¿Te gustaría dar un aire renovado a tu cuarto de baño sin necesidad de hacer obras ni gastar demasiado? El papel pintado te lo pone fácil: en poco tiempo y sin mucho esfuerzo, tu baño ofrecerá una imagen moderna, sofisticada y sorprendente

Además, la variedad de diseños de papel pintado para baño que encontrarás en Saint Honoré, te permitirá conseguir el ambiente que más se adapte a tus preferencias.  Puedes escoger un papel imitación de materiales emulando azulejos de efecto envejecido, o bien unas modernas rayas verticales,  también formas circulares en efecto 3D… O si lo prefieres un color liso de tu gusto, ¡posibilidades no te faltarán! 

Lo que sí tendrás que tener en cuenta es que, tratándose de un baño, el material del papel cobra especial importancia. En estos casos el papel vinílico es el más recomendable al incorporar una película protectora. Aunque antes de la instalación de papel pintado en un baño se requiere aplicar masilla en las juntas de las baldosas para evitar posteriores marcas al secarse la cola, sigue siendo una buena solución. Permite conseguir un cambio notorio en una pared sin invertir excesivo tiempo y esfuerzo, con un óptimo resultado estético.

 

El papel pintado vinílico, sin secretos

El  papel pintado vinílico de la actualidad ha evolucionado mucho respecto al de años atrás, cuando era bastante limitado sobre todo en diseños. Entonces las posibilidades eran escasas, pero ahora la gama de modelos a escoger es muy variada, y no se limita a diseños típicamente relacionados con los sanitarios.

Este tipo de papel debe su nombre a que incorpora una película protectora de vinilo o pvc sobre su base, lo que le aporta más resistencia y permite que pueda lavarse fácilmente con un paño humedecido. Aún así, hay que señalar que el papel vinílico no está indicado para que el agua le toque directamente, sino para aquellos baños en los que la ducha o bañera están separadas del lavamanos.

También resulta ideal en los llamados aseos de cortesía, donde no hay ducha o bañera. Otra opción a tener en cuenta si quiere conseguirse mayor permeabilidad en un papel vinílico, es aplicarle una capa de barniz incoloro encima, a modo de protección extra.

El papel pintado vinílico puede combinarse en el baño con otros materiales más resistentes. Por ejemplo,  una buena opción sería destinar los azulejos o el mármol para las zonas en contacto directo con el agua, y el papel vinílico para el resto.

Para colocar el papel en la pared se emplea cola de máxima adherencia, que se recomienda aplicar tanto a la pared como a los rollos de papel.  Esta cola es específica para  recintos húmedos, y tiene un tratamiento fungicida que evita la  proliferación de hongos.

 

 

Colocar el papel pintado sobre azulejos

Tratándose de la instalación de papel pintado en un baño, es muy frecuente que deba colocarse sobre una pared de azulejos o baldosas. Si bien es preferible hacerlo sobre una pared lisa, los azulejos no son un obstáculo insuperable para colocar el papel pintado

Además de intentar conseguir una buena adherencia, lo que hay que evitar es que se noten las juntas entre azulejos u otras imperfecciones como grietas o desconchones. Para ello, antes de aplicar el papel pintado se emplea masilla o una pasta niveladora extrafina que cubra las juntas y las imperfecciones de los azulejos. Esta pasta, que es porosa,  también proporciona una superficie con adherencia que actúa de buen soporte para la cola del papel.

La pasta niveladora, que debe ser resistente a la humedad, se aplica en dos capas sucesivas. En la primera de ellas, tras su secado debe lijarse la pared hasta obtener una superficie lo más lisa posible. A  continuación, y para conseguir un óptimo resultado,  se recomienda repetir la operación. 

Cuando la pared ya está lista, llega el momento de aplicar la cola, preferentemente vinílica, que también encontrarás en la web de Saint Honoré. En ella hemos clasificado nuestros papeles pintados según su diseño, estilo, uso y calidad, para facilitarte al máximo encontrar lo que buscas.

También podrás ver en nuestro vídeo cómo colocar el papel pintado paso a paso, comprobarás que es más fácil y divertido de lo que imaginas. Y por supuesto, siempre podrás consultarnos cualquier duda que te surja. Recuerda que en Saint Honoré somos tus cómplices para combinar decoración, estilo y calidad, también en el baño de tu hogar.

limpiar el papel de pared

Consejos para limpiar el papel de pared correctamente

Así como el resto de las partes del hogar, las paredes se van ensuciando con el tiempo. Es posible que alguna de sus habitaciones no se vea del todo pulcra, simplemente porque el papel pintado lleva mucho tiempo puesto, no nos hemos tenido la iniciativa de limpiar el papel de pared y el contacto con ellas además del polvo las hace lucir de esta manera. 

La buena noticia es que no es necesario reemplazarlo, ya que es posible limpiar el papel estampado. Hacerlo no es una tarea simple que pueda hacer con cualquier tipo de material: saber cómo limpiar el papel tapiz correctamente es clave para no arruinarlo y no tener que redecorar con demasiada frecuencia. Aquí te explicamos en sencillos pasos cómo hacer que se vea como el primer día.

Primero que nada, identifica tu tipo de papel

Primero que nada, es necesario saber distinguir entre un papel lavable y uno que no lo es. 

Cuando realiza una compra de un papel pintado, habrá una etiqueta en el rollo que le indicará el tipo de lavado que se le puede realizar. 

Si su papel tapiz ya está colocado y no ha conservado la etiqueta, pero sabe de dónde es, le aconsejamos que contacte con el fabricante del mismo para poder tener la información sobre cómo limpiarlo.

En el caso de que no poseas la etiqueta y tampoco logres recordar cuál es el fabricante, será necesario que observes tu papel para intentar distinguir el material. Si el empapelado parece ser de vinilo o acrílico, es lavable; si tiene un aspecto delicado o está pintado con papel de revestimiento, es posible que este no sea lavable.

¿Cómo limpiar el papel de pared lavables?

  • Prepara tus materiales

Necesitará dos cubos, agua, detergente de buena calidad, una toalla, un paño limpio y una esponja que esté nueva y sea suave. Simplemente llene ambos cubos de agua, vierta un poco de detergente para platos en uno de los dos cubos, mezcle bien y listo. 

Es importante mencionar que está totalmente prohibido el uso de lejía o las soluciones de limpieza agresivas. De manera similar, los productos abrasivos como los cepillos de cerdas duras pueden ser demasiado ásperos.  

  • Haga una prueba

Antes de iniciar el proceso de limpieza como tal, asegúrese de probar los materiales anteriormente mencionados en la parte del papel que sea menos visible, sobre todo si no está del todo seguro de que sea lavable. 

Incluso los papeles más fuertes y lavables requieren suavidad, así que sea cuidadoso o el papel estampado se irá junto con la suciedad. La misma advertencia va para el agua, hay que colocar poca cantidad de ella, ya que mojar demasiado el papel puede dañarlo.

  • Aplique la mezcla jabonosa para limpiar el papel de pared

Ante todo, es importante ir por orden cuando limpiemos el papel pintado. Sugerimos que el procedimiento sea comenzar de arriba a abajo, aplicando movimientos circulares suaves. 

Después de limpiar un sector, use el balde lleno de agua sin jabón y el paño limpio para eliminar el exceso de detergente. Si seguimos el procedimiento de limpiar de arriba a abajo, evitaremos goteos. También es importante que a medida que vaya avanzando vaya enjuagando las esponjas y cambie el agua con regularidad.

  • Seque la superficie

Con la toalla limpia seque cada sección de la pared. Con este procedimiento logramos absorber suavemente cualquier resto de humedad y limitará el riesgo de marcas de agua.

papel pintado

¿Qué hacer con los papeles no lavables?

En el caso de que hayas identificado que tu papel es no lavable o que no hayas conseguido la información al respecto y no desees no arriesgarte, una limpieza ligera regular es tu mejor opción. Una aplicación muuuuuy ligera de agua con jabón, siguiendo el procedimiento que se indica arriba, puede ayudar a eliminar manchas más grandes de suciedad y pequeñas manchas y marcas. Pero, en general, evite en la medida de lo posible limpiar el papel de pared que no sean lavables porque lo que suele suceder es que las paredes manchadas se vean un poco peor que antes.

En el caso de que la suciedad se trate de manchas de grasa, la maicena o los polvos de talco actúan excelente cuando de limpiar manchas de grasa se trata. Se recomienda aplicarlos directamente por encima de la mancha y tapar con papel transparente de cocina. Habrás de dejarlo actuar durante 24 horas. Normalmente al retirarlo después de ese plazo la mancha ha desaparecido, ya que estos polvos tienen capacidad para chupar la grasa.

Y así acabamos con nuestro artículo de tips de limpieza de papel de pared. Si tienes ganas de descubrir nuevos modelos de papel pintado o si tienes alguna duda referente al tema, no dudes en contactar con nosotros, un equipo dedicado a más de 50 años de experiencia en el sector del papel pintado.

Viste tus paredes con la calidez de las fibras naturales

El papel pintado con fibras naturales es una de las tendencias más actuales en decoración, con su aporte de belleza artesanal a las paredes del hogar. Este tipo de papel pintado suele estar fabricado a mano, lo que supone un valor añadido. Los materiales empleados para confeccionarlos son el bambú, el yute, el ratán, la fibra de platanera, las tiras de madera o el nenúfar trenzado.

Después de seleccionar las fibras que compondrán el papel pintado, se procede a tu trenzado y en ocasiones tintado. A continuación, y para que el papel sea más resistente y duradero,  se añade  una base de “tejido no tejido”, que también facilita su colocación.  

A  la agradable estética que aporta el papel pintado de fibras naturales hay que sumar su textura, que acrecienta la sensación de bienestar en las estancias cuyas paredes decora. Es un papel muy equilibrado, ya que aporta calidez al mismo tiempo que frescura.

 

 

 

 

Las características más destacables del papel de fibras naturales

 

Además de su potencial estético, perfecto para crear ambientes serenos, tocar este tipo de papel transmite la sensación de estar en contacto con la Naturaleza. Otra de las ventajas de su composición es que permite que las paredes donde se coloca este papel puedan respirar, por lo que resulta perfecto para espacios húmedos. 

La forma de tejer este papel puede ser diversa, y de ello dependerá su apariencia. Si las fibras se tejen longitudinalmente, dará como resultado una apariencia horizontal. Cuando se tejen de forma transversal, la  fibra suele ser más nudosa, y se consigue un efecto diferente que puede recordar a la tela de saco

Por lo que al colorido de este papel se refiere, hay variedad de tonos a escoger, y la encontrarás en el catálogo de Saint Honoré.  Podrás encontrar tanto colores neutros tipo beige, paja, marfil, verde o gris plata, como colores más intensos como el cobre, el azul, o el naranja.

Sea cual sea el color, nunca presentará un aspecto completamente liso, sino que prevalecerá un color principal complementado por otros diferentes pero de la misma gama. Por ejemplo, un papel pintado de rafia color beige, con toques de rojo. Esto es consecuencia de utilizar para el tejido fibras que no son idénticas entre sí, lo cual forma parte del encanto de este tipo de papel. 

 

 

 

Decorando diferentes estancias 

Cualquier espacio cuyas paredes se revistan de fibras naturales conseguirá un plus de calidez y serenidad, una elegancia sin estridencias que hará más grato el permanecer en esa estancia.

Comenzando por el recibidor, que a pesar de que suele ser de dimensiones reducidas es una estancia muy importante, el papel de fibras naturales lo enriquece mucho. Precisamente por la imposibilidad de colocar muebles en esa zona, o muy pocos, la riqueza de la textura de este papel será muy útil para reforzar la decoración en la entrada de la casa. 

En los dormitorios, las fibras naturales en las paredes son ideales por la sensación de relax que aportan. Una buena opción es colocarlas en la pared cabecero del dormitorio, por su potencial decorativo, en combinación con papel liso en el resto de las paredes de la habitación.

Los aseos de tamaño reducido o de “cortesía”, que carecen de bañera o ducha,  también saldrán favorecidos con el papel de fibras naturales, aunque tendrá que ser un modelo que resista bien la humedad. 

En un salón comedor, la fibra natural queda especialmente bien en la pared sofá, incentivando la sensación de confort y separando visualmente esta zona del área destinada a la mesa.

Pero también puede quedar bien para revestir la pared más próxima a la mesa, especialmente si no está ocupada por ningún mueble, ya que el empapelado servirá para decorar la zona. 

En realidad, todo irá en función de las características de la estancia: metros, forma, colocación de los muebles… En todos los casos, el papel de fibras naturales nos ayudará a sacar el mejor partido del ambiente en el que nos encontremos.

¡Bienvenidos al bienestar!

 

 

Decorar muebles con papel pintado

El papel pintado está dando más juego que nunca en la decoración de interiores. No solamente es perfecto para transformar cualquier estancia llenando de vida las paredes, sino que puede hacer la misma función en los muebles. Sí, esos muebles que ya no nos convencen pero de los que no queremos desprendernos, o que nos gustaría transformar para darles un aire renovado y original… ¡como si fueran nuevos! 

 

Esto es posible gracias a los papeles pintados: de forma sencilla, original  y económica, los muebles parecen otros. Y además, durante el proceso incluso puedes disfrutar viendo cómo se transforman, como si de una manualidad se tratase. 

¿Qué muebles pueden empapelarse? Las posibilidades son casi infinitas: pueden cubrirse las puertas de un armario, el cabecero de una cama, las estanterías, una cómoda, cajones por fuera o por dentro, mesitas bajas, cajas, marcos de fotos…

Empapelar estos muebles u objetos supone darles una segunda oportunidad, y por ende un ahorro, ya que no hay que sustituirlos gracias a la capacidad de restauración del  papel pintado. 

 

Tantas posibilidades como quieras

A la moda  de empapelar paredes, una tendencia fuerte que ha vuelto para quedarse, le sigue la de  hacer lo  mismo con los muebles, especialmente si son pequeños. Hay quien  aprovecha los rollos de papel  pintado  de pared sobrantes después de empapelar una estancia para hacer lo propio con algún mueble, que acaba quedando como nuevo y mucho más atractivo que antes

Ya que el resultado de empapelar muebles es realmente bueno, cada vez es más frecuente hacerlo no solamente con los retales de papel sobrante, sino comprando rollos de papel nuevos expresamente para ello. 

Otras veces se emplea una técnica perfecta para crear ambientes más armónicos y unificados: se trata de empapelar paredes y muebles de forma conjunta, empleando el mismo revestimiento. Este efecto es muy interesante y crea sensación visual de mayor amplitud, por lo que es una  buena opción en ambientes de espacio reducido. 

 

 

Consejos antes de decorar los muebles con papel pintado

 

Como decíamos, es un proceso sencillo y entretenido como si de una manualidad se tratase, pero tiene su técnica. Así es que, antes de ponerse manos a la obra, conviene tener en cuenta algunos consejos para conseguir el mejor resultado posible:

 

  • Asegúrate de que la superficie del mueble a empapelar esté limpia, lisa, y convenientemente  preparada, como haríamos con una pared.

 

  • Si el mueble es de melamina, plástico o cristal, antes de empapelarlo hay que aplicar con brocha una imprimación en spray o formato líquido que sea específica para superficies no porosas. 

 

  • En el caso de empapelar un mueble de madera barnizada, hay que lijarlo previamente para abrir los poros, aplicando la cola  a continuación. 

 

  • Los muebles de superficie muy porosa necesitarán una capa de imprimación acrílica.  Una vez haya secado por  completo,  podrán empapelarse.

 

  • Si al mueble a empapelar está previsto darle mucho uso, es preferible optar por papel pintado vinílico, más resistente al desgaste y los roces. El papel pintado adhesivo también es una buena opción en estos casos.

 

  • El  buen resultado final dependerá también de elegir un diseño de papel pintado que combine con el color del mueble. Si entre los colores del estampado del papel hay al menos uno que sea muy parecido o igual al del mueble, las posibilidades de que quede bien se multiplican.

 

 

 

El proceso paso a paso

 

En primer lugar, además de los rollos de papel pintado hay que contar con los utensilios necesarios para nuestro cometido: bocha, tijeras o cúter, espátula o trapo y cola vinílica.

A continuación le llegará el turno a la preparación del mueble, bien sea con lijado si la superficie es barnizada,  o aplicando una imprimación específica si no es porosa. 

Después hay que tomar medidas exactas de la superficie del mueble a cubrir, y cortar el papel pintado que encaje con las mismas. Es más fácil de lo que parece: basta con tener pulso firme y hacerlo sin prisas. Como decíamos, el proceso de empapelar un mueble es parecido a una manualidad, y hacerlo con tranquilidad ayuda a disfrutarlo y conseguir mejores resultados.

Llegado el turno de aplicar la cola vinílica, se hará con un  rodillo pequeño o una brocha, según resulte más cómodo. Hay que extenderla bien sobre el reverso del papel  o la superficie del mueble a cubrir, dependiendo del tipo de papel escogido.

En el momento de colocar el papel, hay que alinearlo con la superficie del mueble. Después usaremos una espátula o trapo para su alisado, eliminando las posibles burbujas de aire y asegurando bien esquinas y bordes

Y ya está, a partir de este momento el mueble estará transformado, restaurado y listo para lucir como nuevo. El papel pintado sirve para toda clase de muebles, bien sea para cubrir enteramente su superficie, o bien  solamente una parte. Todo es cuestión de imaginación y sentido de la estética, por lo que te recomendamos un “paseo” por nuestra tienda online:  viendo la variedad de diseños que te  ofrecemos en Saint Honoré,  seguro que encontrarás la inspiración que necesitas.

 

 

Colgar cuadros en papel pintado con patrones

Si te atrae el papel pintado para decorar tu hogar, pero también te gustan los cuadros, tal vez te surjan dudas sobre si son compatibles. En parte es lógico: algunos diseños de papel  pintado son extravagantes, exóticos o  simplemente atrevidos, lo cual aporta mucha personalidad a la estancia. 

Aún así, no tires la toalla pensando que los cuadros, fotografías o pósteres no tienen cabida en una pared decorada con un papel pintado de diseño inusual. En realidad, sucede justamente lo contrario, y la combinación de ambas cosas puede resultar muy atractiva si tienes en cuenta algunas recomendaciones básicas.

Al menos es lo que opinan diseñadores de interiores muy prestigiosos, que apuestan por colgar cuadros o fotografías sobre papel pintado con patrones. El secreto está  en encontrar armonía y sensación de continuidad, algo que no es tan difícil de lograr, y refuerza todavía más el potencial decorativo del conjunto.

¿Que el resultado tiene  un toque excéntrico? Es posible, pero la excentricidad  en su justa dosis aporta creatividad, carácter e incluso elegancia.

Vamos a ver  cuáles son las pautas a seguir para conseguir la fusión perfecta entre cuadros y papel pintado con patrones.   

 

Paredes que marquen tu propio estilo

 

Los cuadros, dibujos, fotografías, collages o lienzos en general, tienen un componente personal que dice mucho del propietario. Son  una forma de  expresión, al  igual que la decoración en sí, pero quizás en los cuadros se concretiza más. Elegir un cuadro a veces requiere bastante tiempo, incluso esfuerzo económico dependiendo de la  pintura.

Otras veces son creaciones realizadas por uno mismo o por algún otro miembro de la casa, por lo que tienen un valor sentimental añadido. Con algunas fotografías ocurre lo mismo, siendo comprensible intentar encontrar un espacio para estas piezas en las paredes de nuestro hogar.

A la hora de elegir los cuadros para colgar sobre el papel estampado de la pared, no es posible establecer una regla general a seguir. Sí hay algunas pautas basadas en el orden y en la estructura armoniosa que evitarán una sensación abrumadora, pero que enriquecerán el  estilo.

 

 

El primer paso es muy básico, y servirá para tener una impresión del efecto visual: hay que probar cómo queda la fotografía o el cuadro sobre la pared. Para ello podemos emplear algún mueble o estante que sirva para sostener,  o también nos puede ayudar otra persona. 

Otra recomendación a seguir es no extralimitarse con la cantidad de objetos a colgar en la pared: si es estampada de base, conviene moderación. La única excepción a la regla pueden ser las zonas de paso, que como su nombre indica, al permanecer muy  poco tiempo en ellas no llegan a abrumar. Por ejemplo, los recibidores espaciosos, la pared de una escalera o la de un pasillo largo, admiten mayor profusión de objetos colgados sobre el papel  pintado que los dormitorios, estudios o salas de estar. 

 

La combinación entre patrones de papel pintado y cuadros

 

Llegado el momento de combinar podemos elegir entre buscar  una  temática común, o bien crear un contraste atractivo. En el primer caso, si por ejemplo se trata  de un papel pintado naturaleza, quedarán bien los cuadros o fotografías relacionados con la misma temática, para haya  conexión entre ambos: por  ejemplo, pájaros, un felino, un elefante… En el caso de un papel pintado vintage, las fotografías en blanco y negro de celebridades del arte vintage, quedan ideales.

En el caso de optar por los contrastes, aunque es un  poco más arriesgado, el efecto es muy interesante, y las posibilidades  también se multiplican. Se trata de mezclar dos  estilos que no tengan nada que ver entre sí, pero juntos quedan  bien. Por  ejemplo:  un cuadro abstracto sobre papel pintado clásico.

O un paisaje  bucólico sobre papel pintado geométrico. Una  vez  más, antes convendrá que comprobemos el efecto que producen sosteniéndolos sobre la pared. 

En cuanto a la combinación del color del papel pintado con el cuadro, si buscamos correr el menor riesgo posible las  imágenes en blanco y negro encajan prácticamente sobre todos los fondos y colores.

Aunque lo ideal es conseguir que el cuadro  o imagen y el papel pintado compartan al menos un color que sea idéntico, creando así una conexión entre ambos. Como  hemos dicho al principio, todo es cuestión de crear armonía, y hasta puedes pasar un rato muy agradable buscándola.